Arte

Inicio Arquitectura, Egipto Complejo funerario de Zoser

Complejo funerario de Zoser

Publicado por A. Cerra

Este gigantesco complejo funerario se construyó en Sakkarat entre los años 2660 y 2590 antes de Cristo, y constituye la tumba del primer monarca de Dinastía III de faraones del Antiguo Egipto. Sus dimensiones y formas vienen a manifestar el creciente poderío que iban alcanzando los faraones en aquella época, ya convertidos en figuras humanas pero prácticamente con rango de divinidad.

Complejo funerario de Zoser

Complejo funerario de Zoser

El complejo consta de un gran edificio con sus cámaras sucesivas y diversos elementos arquitectónicos que son una réplica exacta de la residencia terrenal que poseía el faraón en la ciudad de Menfis, para que en su vida ultraterrenal se sienta cómodo durante toda la eternidad.

Todo ese conjunto ese rodea por una muralla en la que se abren catorce puertas falsas, y únicamente una es la verdadera, que aparece en un portal al sudeste. Esta entrada comunica con un pasillo de más de 50 metros de longitud, iluminado por luz natural gracias a la apertura de vanos en la parte más alta de las paredes, unas paredes animadas por la presencia de columnas adosadas cuyos capiteles representan motivos vegetales, mientras que el techo reproduce la forma redondeada de los troncos de los árboles.

Esta sala hipóstila comunica con un gran patio. Ahí, en una de sus esquinas se levanta una edificación maciza, que posee una cámara mortuoria subterránea. Y además al fondo se eleva una enorme mastaba, que no es otra cosa que el origen de las famosas pirámides, si bien en este caso se trata de una pirámide escalonada. Y como las famosas Pirámides de Gizeh, también tiene una cámara funeraria en sus entrañas subterráneas.

La presencia de una primera cámara y la mastaba ha generado muchas dudas a los historiadores, ya que solo uno de esos lugares acoge la tumba del faraón. Por lo tanto esta dualidad de edificios funerarios se ha interpretado como una manifestación de la dualidad entre los dos territorios de su imperio: el Alto y el Bajo Egipto, una duplicidad que también queda bien patente en los títulos del faraón y en la heráldica oficial.

Pero el complejo de Zoser tiene otros muchos elementos a destacar. Entre otros, un nuevo patio para la celebración de ceremonias y festejos. Además, ante la mastaba escalonada hay un edificio que sería un palacio, y es la única construcción de todo el conjunto cuyo interior es accesible. Precisamente delante de este palacio se encuentra una estatua del rey – faraón Zoser, considerado por los historiadores como el fundador del Imperio Antiguo de Egipto, tal vez por eso la pose de la figura transmite majestuosidad y una actitud enérgica.

Es decir, se trata de un periodo inicial de la arquitectura egipcia, en la que se están experimentando elementos, algunos de los cuales se mantendrán durante siglos y otros desaparecerán con el tiempo. Por ejemplo, el complejo funerario de Zoser no se organiza de acuerdo a la típica distribución axial de la arquitectura egipcia.

Como curiosidad se puede decir que conocemos el nombre del arquitecto que diseño todo el conjunto, ya que en una de las galerías de la pirámide escalonada aparece una inscripción con su nombre: Imhotep.

Categorías: Arquitectura, Egipto