Arte

Inicio Arquitectura, Arte japonés Túmulo funerario del emperador Nintoku

Túmulo funerario del emperador Nintoku

Publicado por A. Cerra

Este túmulo, gigantesco, aparece rodeado por tres fosos. En el montículo hay una serie de caminos que llevan a las cámaras de los sarcófagos pétreos y salpicados con los haniwa, cilindros incrustados en la tierra para guiar en el sendero. Estos haniwa fueron tomando carácter artístico con representaciones humanas, y también con formas de animal o de cosas, siempre realizados en piezas de alfarería.

Túmulo funerario del emperador Nintoku

Túmulo funerario del emperador Nintoku

Todo el conjunto ocupa la más que considerable extensión de unas 500 hectáreas, y alcanza una altura de 32 metros.

Junto al Templo de Ise, se trata de una obra emblemática del periodo Kofun del arte japonés. Y ese nombre proviene de este tipo característico de enterramiento, una tendencia que quizás se debió a la llegada en aquel momento de guerreros de origen coreano que se impusieron a la población local e instauraron una cultura más avanzada.

Este tipo de enterramientos se realizaron sobre todo durante los siglos III, IV y V en la zona de Yamato. El lugar donde acabaría fructificando la idea de un imperio nipón. Y se trata de monumentos funerario concebidos y construidos en memoria de reyes y de emperadores.

Sus antecedentes habría que buscarlos en las tumbas yayoi, periodo histórico anterior al kofun. Ambos tipos de enterramientos tienen formas similares pero las dimensiones son mucho más monumentales en el caso de los túmulos kofun.

En definitiva, el túmulo funerario del emperador Nintoku, situado en la ciudad nipona de Osaka, es el de mayor tamaño de todo el periodo Kofun (200 / 300 después de Cristo hasta el año 552 para unos historiadores y hasta el 650 para otras). Y aunque no se pongan de acuerdo en las fechas concretas, todos estos estudiosos la consideran la última fase de la Prehistoria en Japón.

Y además el túmulo funerario del emperador Nintoku también posee la forma característica de este tipo de enterramientos reales e imperiales. Ya que visto desde el aire se puede apreciar su forma similar al ojo de una cerradura, si bien los diferentes túmulos kofun que se han hallado también presentan otras formas distintas, mucho más geométricas.

Categorías: Arquitectura, Arte japonés