Arte

Inicio Arquitectura, Gótica El Duomo de Florencia

El Duomo de Florencia

Publicado por A. Cerra

Aunque el elemento más famoso de la Catedral o Duomo de Florencia es la enorme cúpula diseñada por el arquitecto renacentista Filippo Brunelleschi en el siglo XVI, los orígenes del edificio se remontan a la época del arte Gótico. Concretamente al año 1296 cuando fue concebido por el arquitecto Arnolfo di Cambio, aunque su primer proyecto no se conoce con todos los detalles. Y ya desde ese primer planteamiento, el Duomo florentino se planteó como una obra de aspecto monumental y cuya silueta dominara toda la ciudad de la Toscana.

Duomo o Catedral de Florencia

Duomo o Catedral de Florencia

En un primer vistazo al edificio se puede comprobar que es una obra de sólidos muros, los cuales están animados con incrustaciones marmóreas que lo emparentan con el vecino Baptisterio de Florencia, situado precisamente ante la fachada principal del Duomo.

Uno de los rasgos de la arquitectura gótica florentina en particular, e italiana en general, es que el campanario está separado de la obra principal, y aquí esa torre-campanario es conocida como el Campanile que es obra de otro gran maestro, conocido como pintor pero que también hizo sus trabajos en arquitectura: Giotto.

En cuanto al interior del templo, su aspecto y distribución recuerda bastante a la iglesia de la Santa Croce también en Florencia a tan apenas diez minutos de distancia y también obra del arquitecto Arnolfo di Cambio. Y en ambas el esquema constructivo parte del empleo de bóvedas de ojiva en la nave central que descansan sobre y directamente en la enorme arquería que separa las naves. No obstante, hay que tener en cuenta que tanto la fachada del Duomo como la de Santa Croce no las acabó Arnolfo di Cambio, y no se concluyeron hasta los tiempos del Renacimiento.

El aspecto actual de toda la ciudad de Florencia debe mucho a Arnolfo di Cambio, el cual llegó a la ciudad siendo un afamado escultor y arquitecto, y rápidamente asumió el cargo de arquitecto civil y militar de la Comuna florentina recibiendo los importantes encargos de proyectar las dos iglesias citadas y también el Palacio de la Signoria, sede del gobierno local.

Tres grandes obras, de las cuales tal vez sea la más importante el proyecto del Duomo, en la cual se sabe que comenzaron sus obras el día 8 de septiembre de 1296 sobre los restos de la antigua catedral de la ciudad que estaba bajo la advocación de Santa Reparata. No obstante, se decidió cambiarle el nombre a la catedral y se dedicó a Santa María de las Flores en alusión al nombre latino de la ciudad. Si bien durante muchos años los florentinos siguieron nombrando a la catedral por el nombre de la santa de la advocación original.

Arnolfo di Cambio al morir en 1310 no pudo concluir las obras, y el desarrollo posterior del edificio fue llevado a cabo progresivamente por diferentes arquitectos como Giotto, Francesco Talenti y Lupo Ghini, siendo éste último el responsable de transformar el inicial diseño para ampliar la superficie total del templo. Ya posteriormente entre 1420 y 1434 se construyó la gran cúpula o cupulone, y hasta 1436 no fue consagrada por el Papa Eugenio IV.

Categorías: Arquitectura, Gótica

No hay comentarios para “El Duomo de Florencia”