Arte

Inicio Escultura, Renacimiento Cantoria del Duomo, de Donatello

Cantoria del Duomo, de Donatello

Publicado por A. Cerra

Esta obra la realizó en mármol el escultor Donatello entre los años 1433 y 1439, y en la actualidad forma parte de la importante colección de arte renacentista del museo de la Opera del Duomo de Florencia. Ya que fue un encargo catedralicio, consistente en la realización de dos cantorías, una que sería obra de Donatello y otra que recayó en otro importante escultor de la época: Luca della Robbia.

Cantoria de Florencia de Donatello

Cantoria de Florencia de Donatello

Donatello, la realizó principalmente en el material más noble: mármol, pero a la piedra le aplicó colores y también le incrustó vidrios de colores. Y no es esta la única obra, en la que Donatello crea con el concepto de escultura pictórica, ya que no hay que olvidar su magnífico Tabernáculo de la Anunciación situado en la vecina iglesia de Santa Croce, y que realizó en el año 1433, es decir, cuando comenzó a crear la Cantoria del Duomo.

El relieve nos muestra frenéticos grupos de danzantes juveniles, todo ello plasmado con un gran dinamismo y con todas las figuras en movimiento. Y es que no hay que olvidar que se trata de una cantoría, y por lo tanto destinada al coro, o lo que es lo mismo, dentro de la temática está implícita la música. Y en cuanto a las formas artísticas, fácilmente se ve la vinculación forma con las esculturas de la Roma Antigua y también con la de Grecia, especialmente con las obras de Praxíteles.

Algo característico del arte de Donatello, son sus representaciones de los niños, que siempre son seres llenos de vitalidad y un tanto caprichosos. Es algo que se puede ver en estos relieves o en los que aparecen en la base de su escultura de Judith y Holofernes, situada en la plaza de la Signoria de Florencia.

Al mismo tiempo, en todas las figuras de la Cantoria se puede ver como plasma los ideales de belleza de su época, del Primer Renacimiento o Quattrocento, ya que se trata de figuras perfectamente armónicas y donde estudia las proporciones de todas y cada una de ellas. No en vano, Donatello es uno de los máximos representantes de la escultura renacentista, tanto en obras de bulto redondo como la citada obra de Judith y Holofernes, o en obras donde prima el relieve, como en este caso de la Cantoria florentina, en la que sabe unir a la perfección el arte escultórico, los toques pictóricos, los valores ornamentales con las incrustaciones de vidrios coloreados y también las formas arquitectónicas, ya que crea una potente balconada sustentada por gruesas ménsulas completamente decoradas.

Categorías: Escultura, Renacimiento