Arte

Inicio Arquitectura El templo de Meenakshi Amman

El templo de Meenakshi Amman

Publicado por A. Cerra

Este recinto religioso hinduista se encuentra en la ciudad de Madurai, al sur de la India dentro del estado de Tamil Nadu. Y se trata de un conjunto de templos y de torres cercadas por una especie de amurallamiento de 254 x 237 metros. Es decir, en total estamos hablando de unos 60.000 metros cuadrados a los que se accede por cuatro puertas que coinciden con los cuatro puntos cardinales, y allí es donde se elevan las torres más altas del conjunto.

Torre del templo de Meenakshi Amman

Torre del templo de Meenakshi Amman

Estas torres y otras ocho más menores se denominan Gopurams y se trata de torres con forma de pirámide muy acusada y escalonada, en cuyas cuatro fachadas y todos los pisos de su recorrido hay miles de esculturas realizadas en estuco. De hecho, se estima que en todo el Meenakshi Amman hay más de 33.000 esculturas.

Y curiosamente cuando se levantó todo este conjunto monumental, las esculturas de las torres no tenían color, sin embargo con el paso del tiempo se pintaron en colores muy fuertes, algo que se ha ido haciendo cíclicamente, de manera que en algunos casos las sucesivas manos de pintura ocultan detalles de la escultura.

No obstante, visualmente el conjunto es impresionante y muy propio del arte hindú, donde es habitual la profusión, el abigarramiento de las formas y los tonos de color muy vivos y en absoluto realistas. Ya que estas figuras representan dioses hinduistas, personajes mitológicos y también demonios, y para todos ellos no se duda en usar colores nada naturalistas como los azules o los rojos intensos.

Pero además de las esculturas de las grandes torres, dentro del conjunto hay distintos templos. Si bien los dos más importantes tienen una posición central y están dedicados por un lado a Meenakshi, que vendría a ser una personificación de Parvati, diosa y esposa del todopoderoso dios hinduista Shiva, al cual se le dedica el otro de los grandes templos del recinto.

Todo este espacio sagrado hoy en día es el mismo centro de la ciudad de Madurai, una ciudad sacra antiquísima. Se estima que en este mismo solar hubo templos desde el siglo III antes de Cristo. Si bien lo que hoy vemos no es tan antiguo, ya que se pueden observar algunas partes del siglo XIV, aunque la estructura principal data del siglo XVII.

De esta forma estamos ante conjunto de planta prácticamente cuadrada y cerrado por el amurallamiento, que a su vez en el interior se distribuye a partir de otros dos muros concéntricos al exterior.

Allí se desperdigan distintas torres y varios templos menores, así como espacios de gran interés artístico como puede ser el estanque sagrado del Loto Dorado o Pottamarai Kulam, y sobre todo la Sala de los 1.000 Pilares. Allí se levanta casi esas mil columnas (en realidad, son 985) todas ellas esculpidas en el llamado estilo Dravida, que es el que está considerado como el más auténticamente hindú.

Categorías: Arquitectura