Arte

Inicio Arquitectura, General Templo de Angkor Wat (II parte)

Templo de Angkor Wat (II parte)

Publicado por Laura Prieto Fernández

El conjunto arqueológico de Angkor representa el culmen de la arquitectura hinduista a la vez que se perfila como una de las mejores muestras de arquitectura jemer encontradas hasta el momento. Para comprender su concepción debemos destacar como, los templos jemer –al contrario que la mayoría de los edificios religiosos de occidente- no estaba diseñado para que los fieles penetrasen en su interior. Igual que en los antiguos templos griegos, el espacio interior del templo estaba destinado a unas pocas personas con un alto grado en la escala religiosa y al monarca. En este sentido, parece lógico explicar cómo este tipo de construcciones están mucho más desarrollada en el exterior que en el interior; en los templos jemer y en el de Angkor especialmente, se ha cuidado especialmente la perspectiva de los volúmenes exteriores, la graduación escalonada y creciente de las terrazas y torres etc. todo ellos, con el fin de otorgar a la construcción un aspecto más colosal y grandioso del que ya de por sí tenía esta espléndida obra arquitectónica.

descarga

Angkor Wat es uno de los mejores ejemplos de templo-montaña diseñados por la arquitectura jemer. Su composición está basada en un templo principal, el prasat, que se encuentra rodeado por varios patios o terrazas cuadrangulares y de altura descendente en los cuales se sitúan en las esquinas, otros templos de menor tamaño que el prasat. El conjunto aparece completado por el gran lago que rodea el conjunto, dos grades bibliotecas y un muro perimetral nuevamente cuadrangular. Iconográficamente el conjunto representa el universo hindú: el lago es una representación de los mares y océanos mientras que la arquitectura es el Monte Meru.

El templo principal del conjunto de Angkor es conocido como el Bakan, se trata de un templo elevado sobre un podio que se desarrolla en tres alturas diferentes unidas por amplias galerías sustentadas por columnas. El primer recinto está decorado por bajorrelieves dedicados al dios Visnú, el segundo carece de decoración escultórica y en el tercero los relieves se han dedicado al monarca Suryaverman II quién encargó la construcción del conjunto.

Como ya se ha señalado el templo jemer no era un espacio destinado a albergar a los fieles por lo que las entradas al templo son más bien discretas y pequeñas en comparación con el resto del conjunto. Desde el recinto inferior, tres galerías dan acceso al segundo nivel y desde éste un corredor estrecho permite la entrada al último nivel donde se encuentran dos corredores perpendiculares que se cruzan formando una cruz y que se conocen con el nombre de Preah Poan. El espacio entre los distintos niveles, se configuraba como fosos de gran altura que se inundaban con fines ceremoniales.

Casi toda la construcción aparece ornamentada con bajorrelieves de una gran calidad técnica y que según los estudios realizados, debieron de estar policromados. En la decoración destacan elementos arquitectónicos, animales o vegetales, pero sobretodo un sinfín de figuras femeninas, más de mil quinientas en todo el conjunto, que parecen representar divinidades femeninas hindúes.

Categorías: Arquitectura, General