Arte

Inicio Arquitectura, General Templo de Angkor Wat (I parte)

Templo de Angkor Wat (I parte)

Publicado por Laura Prieto Fernández

El conocido templo de Angkor Wat está considerado como el asentamiento religioso más extenso que ha llegado hasta nuestros días, en la actualidad las magníficas ruinas de este enclave arqueológico superan los doscientos kilómetros cuadrados, sin embargo investigaciones recientes hablan de la posibilidad de que el conjunto original pudiese abarcar más de tres mil kilómetros cuadrados. Situado en la región de Siem Riep en Camboya, el conjunto religioso de Angkor forma parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad elaborada por la UNESCO desde 1992.

1024px-Angkor_Wat

El conjunto dataría de principios del siglo XII y fue mandado construir por Suryavarman II, monarca del imperio Jemer entre 1113 y 1150. Según cuenta la leyenda, el monarca quiso construir un templo dedicado a los dioses en un lugar de su agrado; para ello hizo que un buey pastara por una extensa llanura hasta que se quedase dormido, ese lugar sería el escogido para levantar el templo. Pero Angkor Wat era mucho más que un templo, hasta que la capital de imperio se trasladó a Bayón, Angkor fue el centro del mundo político y religioso del imperio jemer, en él se encontraba el palacio imperial además de los templos más importantes y se calcula que en todo el recinto debían de vivir más de dos mil personas.

En origen el templo fue dedicado al dios hindú Vishnú, pero cuando en nuevo rey Srindravarman llegó al trono en imperio Jemer se convirtió al budismo y en el siglo XIV llegaron al conjunto los rimeros monjes budistas procedentes de Sri Lanka. Con la decadencia del imperio, Angkor fue abandonado a su suerte y tan sólo una parte de éste, el templo, siguió ocupado por monjes budistas. Según cuenta la leyenda, el conjunto siguió abandonado hasta el siglo XIX cuando un científico francés se encontró el conjunto casualmente mientras cazaba mariposas; en realidad, la historia no es cierta ya que son muchos los testimonios que tenemos acerca del templo de Angkor Wat anteriores a la llegada del francés, Henri Mouhot.

Desde entonces, el conjunto arqueológico ha sufrido numerosas intervenciones, no siempre afortunadas, que tratan tanto de eliminar la vegetación de la selva que ha penetrado en el conjunto como de levantar lo más fielmente posible, muchas de las partes derruidas. Además el templo ha sufrido numerosos saqueos que han destrozado parte del conjunto.

El templo combina a la perfección la estructura tradicional del templo hindú, en la que a través de la elevación de volúmenes se trata de recrear el monte sagrado de Meru, con una larguísima estructura a base de galerías. Pertenece a la etapa más desarrollada del arte hinduista y la arquitectura jemer conocido precisamente como estilo angkoriano. En conjunto el templo presenta tres estructuras concéntricas que se elevan paulatinamente hasta llegar al centro del conjunto donde cinco torres coronan la estructura. Envolviendo el perímetro de todo el conjunto aparece un lago de forma rectangular con más de tres kilómetros de largo y doscientos metros de anchura que nos da una idea acerca de las enormes dimensiones del conjunto.

Categorías: Arquitectura, General