Arte

Inicio Arquitectura El yacimiento de My Son

El yacimiento de My Son

Publicado por A. Cerra

Solo ha llegado hasta nuestros días parte del conjunto monumental que fue el yacimiento de My Son, en el centro de Vietnam. Y además, su estado de conservación en la actualidad es de un gran deterioro, pese a los continuos trabajos de restauración y consolidación que se llevan a cabo en él. Para hacerse idea de lo que pudo ser este lugar en la antigüedad basta con el dato de que hoy en día tan solo se mantienen en pie los restos de unos 20 edificios, mientras que en su momento de máximo apogeo llegó a haber hasta 68 construcciones que convertían a My Son en el centro religioso e intelectual del reino Champa en tierras de Vietnam. Tanto que incluso aquí pudieron ser enterrados los reyes de la dinastía Cham.

Conjunto arqueológico de My Son

Sin embargo, la historia de este lugar ha sido bastante convulsa, con graves incidentes que provocaron el abandono y destrucción de My Son. Y entre esos acontecimientos cabe destacar los bombardeos que sufrió durante la Guerra de Vietnam por parte del ejército estadounidense, ya que allí se estableció una base del Viet Cong. Y de hecho, todavía se pueden ver los cráteres generados por esas devastadoras explosiones.

En definitiva, actualmente se conserva un complejo monumental que los arqueólogos dividen en 10 agrupaciones: A, A’, B, C, D, E, F, G, H y K. Y a su vez en cada grupo de edificios, se descubren los restos de diferentes estructuras se conocen por un número, es decir, A1 ó B3 por ejemplo.

La antigüedad del recinto se remonta al siglo IV, cuando comenzó a construirse durante el gobierno del rey Bhadravarman. Y desde entonces siguió en uso como espacio religioso hasta el siglo XIII. Un largo periodo en el que diferentes monarcas Cham fueron incorporando nuevas edificaciones generalmente asociadas a ellos mismos y a las divinidades hinduistas con las que se identificaban, sobre todo Shiva.

De todo el conjunto, una de las zonas más destacadas es el área B. Allí está el santuario principal que se dedicó al fundador del conjunto, el rey Bhadravarman. No obstante, de aquel espléndido edificio solo queda su base y también se puede ver que carecía de ventanas, como es habitual en los templos cham, en cuyas paredes se generaban hornacinas para colocar allí lámparas que iluminaran su interior.

En esa misma zona B, también está un edificio posterior, del siglo X, que fue una especie de biblioteca y sancta sanctorum donde guardar libros y objetos sagrados. Esta construcción tuvo un tejado en forma de barco, y en este caso si había ventanas. Además de descubrirse unos finos relieves.

En el área C hay estructuras construidas en el siglo VIII y que son todas ellas para rendir culto a Shiva, cuya imagen humana está labrada en forma humana en diferentes lugares de estas arquitecturas.

Hay que decir que aquí se han encontrado muchas esculturas, sin embargo gran parte de ellas se encuentra en museos como el Museo de Escultura Cham de la cercana ciudad de Danang, e incluso en museos como el Louvre de París. De hecho, en Francia no solo hay esculturas de My Son, también se guardan allí muchas cabezas de figuras que antaño fueron decapitadas a propósito.

Categorías: Arquitectura