Arte

Inicio Arquitectura, Grecia Yacimiento de Ampurias

Yacimiento de Ampurias

Publicado por A. Cerra

La civilización de la Grecia clásica, formada por las polis o ciudades-estado, unas independientes de otras e incluso rivales entre sí, fue extendiendo sus dominios a lo largo del mar Mediterráneo, llegando incluso al otro extremo del Mare Nostrum, hasta la costa de la actual España.

Yacimiento arqueológico de Ampurias

Yacimiento arqueológico de Ampurias

Ahí se encuentra uno de los yacimientos arqueológicos mejor conservados de las diferentes colonias griegas, el yacimiento de Emporion en Ampurias, que forma parte de la provincia de Girona en Cataluña.

Esta colonia fue fundada por griegos procedente de Focea en el siglo VII antes de Cristo. El primer asentamiento que hicieron en esta zona, lo practicaron en un islote que en la actualidad se ha convertido ya en tierra firme. Es la zona de san Martín, que los griegos denominaron Palavapolis, y allí se encontraba la acrópolis de Ampurias y el templo de Artemisa.

Más tarde extenderían la colonia hacia la zona de Neapolis, cuyos restos han llegado hasta nuestros días muy modificados debido a la continua presencia humana en la época helenística y durante el Imperio Romano.

La colonia se inscribe en un rectángulo de reducidas dimensiones, de aproximadamente 120 x 130 metros. En él destacan cuatro calles principales que confluyen en una plaza o ágora, situada prácticamente en el centro del yacimiento. Además se pueden ver los restos de una muralla al suroeste.

También al SO están los templos de Asklepeion y de Hygea. En esta zona sagrada del yacimiento, también se han hallado restos de lo que fue una cisterna para el almacenamiento de agua, en cuyas inmediaciones los arqueólogos han encontrado restos y vestigios de esculturas de las divinidades griegas. Entre ellos una talla de Asklepeion en mármol procedente de las canteras griegas del Pentélico, realizada a partir de trozos marmóreos independientes y posteriormente unidos entre sí.

No son esos dos los únicos templos de Ampurias, ya que también se puede distinguir la traza de lo que fue un templo en honor de Zeus Separis, situado en la zona que posteriormente ocupó el primer foro romano.

La muralla parece ser lo más antiguo, y se pueden rastrear los vestigios de lo que fueron tres torres de planta rectangular. La única puerta que se abría estaba flanqueada por dos de estas torres. Todo ello construido a partir del uso de grandes bloques de piedra, que no fueron devastados ni escuadrados para su empleo, lo que hace que se la denomine muralla ciclópea.

Fruto de su larga historia, el ágora original de época griega nos ha llegado muy alterada. No obstante, se puede deducir que en origen tendría pórticos en sus cuatro lados, que se complementaban con una stoa que servía para el establecimiento de los locales comerciales de la colonia.

En cambio, Ampurias o Emporion no acabó como asentamiento durante su ocupación por los griegos de Focea, y se tiene constancia de que durante la época republicana de los romanos, aproximadamente en el año 298 antes de Cristo se establecieron las tropas de Roma, que utilizaron como el lugar como entrada a la Península Ibérica.

Categorías: Arquitectura, Grecia