Arte

Inicio Arquitectura, Contemporánea La Capilla del Silencio de Helsinki

La Capilla del Silencio de Helsinki

Publicado por A. Cerra

En otra ocasión ya os hablamos de dos de los más importantes de la capital de Finlandia: Helsinki. Se trataba de sus dos catedrales, la de los luteranos y la ortodoxa. Pues bien, hoy os vamos a hablar de otro templo, pero en este caso es diferente, ya que no se adscribe a ningún credo, ni se ofician ceremonias religiosas en su interior. Nos referimos a su Capilla del Silencio, la cual además en un buen ejemplo de la arquitectura más actual de la ciudad.

Capilla del Silencio de Kamppi

Como decimos, pese a su nombre, no es un templo en sí. Es un espacio abierto a la ciudadanía y a sus visitantes para que puedan entrar en su interior y dediquen un rato a la reflexión. Es un sitio donde todo el mundo es bienvenido, sea de la religión que sea, e incluso si no se cree en ninguna. Tiene un espíritu civil en el sentido de que se trata de un espacio para el individuo. Cualquiera puede entrar y cualquiera puede ser atendido por el personal de Servicios Sociales que allí le espera o si lo desea por representantes de las distintas iglesias finlandesas.

Pero además de su uso, esto es un espacio dedicado al arte, y ese es el motivo de que aparezca aquí la Capilla del Silencio, como ejemplo de la arquitectura contemporánea de Helsinki.

La obra se acabó en el año 2012, coincidiendo con la denominación de la ciudad finesa como Capital Mundial del Diseño. De hecho, su construcción se enmarcaba dentro de esa celebración. Para ello se eligió una zona muy céntrica, la plaza de Narinkka dentro del barrio de Kamppi.

Dado su uso se trataba de crear un espacio acogedor. Y para eso se decidió emplear el material constructivo con una más larga tradición en la arquitectura de Finlandia: la madera. Todo él está levantado con este material, visible tanto al interior como al exterior, lo cual además le hace diferenciarse de su moderno entorno, donde hay edificios levantados con vidrio y acero.

De esta manera llama la atención su fachada de madera de abeto tratada de un modo muy tradicional a base de aceite de linaza y alquitrán. Mientras que en el interior las paredes se recubren de madera de aliso, y por supuesto también el sencillo mobiliario es de madera, y con un diseño bastante minimalista como es habitual en el entorno del mar Báltico y especialmente en Escandinavia.

Capilla del Silencio de Kamppi

Otro motivo que atrae las miradas es la falta de ventanas. Y sin embargo, cuando estamos en su interior todo se baña con luz natural, la cual entra de manera cenital a través del techo. Un techo bastante alto, ya que se encuentra a casi 12 metros del suelo.

En definitiva, la Capilla del Silencio es una buena muestra de arquitectura contemporánea en Finlandia. Pero no solo eso, también es interesante por su concepto de espacio ciudadano e interreligioso. Al fin y al cabo la arquitectura siempre ha construido los edificios para un uso y unas funciones concretas, y tiene que adaptarse a las nuevas necesidades de cada momento y de cada sociedad, y en el caso de la finlandesa han sabido crear este espacio común, acogedor y atractivo.

Por cierto, es justo nombrar a los arquitectos que la diseñaron: Kimmo Lintula, Mikko Summanen y Niko Sirola.

Categorías: Arquitectura, Contemporánea