Arte

La Casa Batlló, Gaudí

Publicado por Laura Prieto Fernández

La casa Batlló es una construcción de Antonio Gaudí (1852-1926) realizada en estilo modernista que data entre 1904 y 1906. En realidad la obra de Gaudí no fue una nueva construcción sino una remodelación de un edificio anterior construido por Emili Sala que está ubicado en el conocido Ensanche de Barcelona. La casa Batlló no es el único edificio modernista de la zona, de hecho aquella zona es conocida como “La manzana de la discordia” por la multitud de edificios modernista que alberga.

casa-batllo1

El edificio perteneció a la familia Batlló, una conocida familia de Barcelona que poseía distintas fábricas textiles. En principio la idea de Josep Batlló era derribar el antiguo edificio y realizar una construcción de nueva planta pero finalmente decidió encargarle a Gaudí su reconstrucción bajo los principios modernistas. Por aquellos años Gaudí ya era un arquitecto maduro, consciente de su genio y potencial, había abandonado las formas clásicas e historicistas y manejaba como ningún otro el estilo modernista.

El edificio diseñado por Sala presenta cuatro plantas distintas y la zona de la azotea. La fachada fue realizada en piedra arenisca de la zona y los motivos oníricos que representa están basados en elementos vegetales y naturales.

En la fachada principal destacan las formas de curva y contra curva que, con un sentido ascendente llegan hasta la zona del tejado que ha sido cubierta como si de las escamas de un pez se trataran. Todos y cada uno de los motivos estructurales tienen una función también ornamental, así las columnas aparecen trabajadas como si de formas óseas se trataran, los balcones parecen antifaces, el paramentos es revestido de trozos de cerámica (trencadís)….

Su otra fachada, mucho más modesta, augura la singularidad del edificio. Las estructuras constructivas no presentan el abigarramiento decorativo de la primera ni la enmascaración de la misma. La decoración tan solo aparece en motivos puntuales de la misma.

La zona inferior pertenece a las cocheras y las carboneras y se presenta como una doble planta; la primera planta o planta noble era la residencia familiar, Gaudí diseñó no sólo la fachada o el interior del edificio, en esta planta también se ocupó por completo de la decoración del mobiliario. Especial mención merece la enorme cristalera del salón que gracias a un novedoso sistema de pesos y contrapesos permite el ascenso de la estructura de cristal para abrirse íntegramente al Paseo de Gracia. Las otras dos plantas se destinaron al alquiler de viviendo pero aun así también presenta el novedoso diseño del genio modernista. La última planta se configura como un desván donde Gaudí situó los espacios destinados al servicio; además la estructura, que fue realizada con bóveda de perfil parabólico y reforzada al interior con arcos catenarios, servía como aislante térmico del resto de la construcción.

El edificio presenta un pequeño patio interior de luces que ha sido cubierto en su totalidad por cerámicas de diversas tonalidades azules que representan el océano.

La Casa Batlló es pura magia e ingenio, en su construcción se combina a la perfección la calidad técnicas de un gran arquitecto con la belleza decorativa de un artesano. La construcción fue declarada Patrimonio Nacional por la UNESCO en 2005.

Categorías: Arquitectura, Modernismo, Vanguardias Artísticas del siglo XX

No hay comentarios para “La Casa Batlló, Gaudí”