Arte

Inicio Arquitectura, Gótica Monasterio de los Jerónimos y Torre de Belém (I)

Monasterio de los Jerónimos y Torre de Belém (I)

Publicado por Laura Prieto Fernández

El Monasterio de los Jerónimos de Belém es una de las obras de arte más conocidas e importantes de Portugal, ubicado en la ciudad de Lisboa este magnífico monasterio se ha convertido en símbolo del estilo manuelino y la obras más reconocida del arquitecto Juan de Castillo.

El estilo manuelino es un estilo arquitectónico típico de Portugal que se corresponde con el reinado de Manuel I de Portugal; en él se sintetizan las formas internacionales del gótico final con algunos de los avances renacentistas, todo ello salpicado con un fortísimo componente monárquico donde la exaltación del rey y sus emblemas será lo más destacable en la decoración.

images

El monasterio de los Jerónimos es levantado por orden del mismo Manuel I en conmemoración a la hazaña de Vasco de Gama, marino portugués que llegó hasta las codiciadas Islas de las Especias rodeando el continente africano y evitando así el paso por el Mediterráneo dominado por el imperio turco. La hazaña supuso tal importancia para el reino portugués que no sólo se levantó este monasterio, también la Torre de Belém y posteriormente el Monumento a los Descubrimientos.

El conjunto se levanta sobre una antigua ermita que había fundado el Infante Don Enrique; las obras comenzaron en 1502 y en un primer momento se hizo cargo de la construcción el arquitecto Diego Boitaca, sin embargo su proyecto para el monasterio no salió adelante y fue sustituido por Juan Castillo en 1516. Las obras avanzaron con gran rapidez y cuando éste fue sustituido por Diego de Torralva en 1544 ya se había levantado casi la totalidad de la iglesia con la sacristía, el claustro, la sala capitular y el refectorio para la comunidad monástica de los Jerónimos, quién le otorga el nombre y que residirán en el monasterio hasta el siglo XIX.

El templo es una imponente iglesia con planta de salón caracterizada por la luminosidad y la amplitud de los espacios interiores. En ella se distinguen tres naves situadas a la misma altura y una nave trasversal o crucero de menos altura que las anteriores. El sistema de cubrimiento se realiza a través de preciosistas bóvedas con multitud de nervaduras que permiten la eliminación, en la mayor medida posible, del sistema de soportes.

El templo – al igual que todo el conjunto- sufrió con posterioridad algunas reformas; así la capilla mayor de la iglesia fue reformada por el arquitecto Jerónimo Ruao, en ella se encuentra las tumbas del monarca Manuel I y su esposa. También se encuentran en la iglesia la tumba de Vasco de Gama, el conocido rey Sebastián, o el literato Fernando Pessoa.

El mismo Juan Castillo fue el autor de la sacristía ubicada en el lateral izquierdo del templo, un espacio en el que destaca sobremanera la espectacular bóveda se apoya sobre una única columna central. La decoración sigue el estilo manuelino en la heráldica y exaltación del rey combinándose con elementos renacentistas. En ella se encuentra un importante conjunto pictórico de estilo manierista cuya temática gira en torno a la vida de San Jerónimo.

Categorías: Arquitectura, Gótica