Arte

Inicio Arquitectura, Neoclásica Monticello de Thomas Jefferson

Monticello de Thomas Jefferson

Publicado por A. Cerra

Esta residencia ubicada en las inmediaciones de la ciudad de Charlottesville, en el estado de Virginia de los Estados Unidos, a su valor artístico le suma su importancia histórica, ya que se trata de un edificio que diseñó Thomas Jefferson (1743 – 1826). Jefferson fue el tercer presidente de los Estados Unidos, entre los años 1801 y 1809, y está considerado uno de los Padres Fundadores ya que participó en la Declaración de Independencia y en la redacción de la Constitución de Estados Unidos.

Monticello de Thomas Jefferson

Monticello de Thomas Jefferson

En realidad, Jefferson fue un personaje muy peculiar con multitud de intereses. Destacó, no solo como político y arquitecto, sino también como filósofo, inventor, naturalista, abogado y escritor. Desde el punto de vista de su trabajo arquitectónico, se trata de un creador claramente inspirado por las más rígidas normas neoclásicas de su tiempo. De hecho, viajó como delegado político a Europa y allí conoció este tipo de obras de primera mano, y las aplicó a sus construcciones, tanto a esta Villa de Monticello, que en realidad fue su residencia, como a otras construcciones que proyectó en estado de Virginia, como la cúpula del Capitolio de Richmond o en varias zonas de la Universidad de Virginia, de la cual fue uno de sus principales impulsores.

Esta vivienda la construyó en el alto de una colina, sobre una amplia explotación en la que trabajaban centenares de esclavos. La construcción la comenzó en 1768, y dos años después ya se instaló en el pabellón sur. Para entonces la obra tenía un claro recuerdo hacia la arquitectura renacentista de Palladio, autor de la famosa Villa Rotonda. Años después y tras un largo viaje por Europa en 1784, la amplió, de hecho se mantuvieron las obras hasta el año 1809 cuando, ya siendo el presidente, se edificó la cúpula.

El resultado es un edificio neoclásico dentro de la tradición de la arquitectura colonial georgiana del país. En la actualidad, es la única residencia de Estados Unidos que está catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por lo que es uno de los grandes monumentos del país, y es visitable. De hecho, hoy en día Monticello, es propiedad de la Fundación Thomas Jefferson, y eso que desde que murió su constructor y primer morador, el edificio ha pasado por varios propietarios y conflictos legales diversos.

Sin embargo, hoy es un Sitio Histórico de primer orden, y los visitantes pueden admirar su arquitectura, sus jardines extremadamente bien cuidados, y algunas de las estancias de la vivienda en su planta baja. Donde también se pueden contemplar, además del mobiliario típico de la época, algunos de los artefactos que ingenió este peculiar personaje que fue Thomas Jefferson.

Categorías: Arquitectura, Neoclásica