Arte

Inicio Arquitectura, Neoclásica Capitolio de Richmond

Capitolio de Richmond

Publicado por A. Cerra

Esta es la sede histórica del gobierno del estado de Virginia en Estados Unidos, uno de los estados integrantes de los Trece Colonias que dieron lugar al actual país.

Y como corresponde a un lugar de semejante carisma tenía que haber un edificio muy propio de aquella época fundacional tras la independencia de Gran Bretaña, se trata de una construcción muy del gusto neoclásico. Una obra de carácter oficial que se construyó entre los años 1785 y 1796, y su creador no fue otro que años después fue el presidente de los propios Estados Unidos, Thomas Jefferson (1743 – 1826).

Capitolio de Richmond (Virginia)

Capitolio de Richmond (Virginia)

De hecho, Jefferson antes que presidente fue uno de los hombres que llevó las ideas de la Ilustración a su país, las plasmó en escritos y también en diferentes obras arquitectónicas, varias de ellas en Virginia, como es la villa de Monticello, que fue su propia residencia.

Thomas Jefferson era un apasionado de la arquitectura antigua y renacentista, es decir, un creador propio de la época del arte neoclásico. Por ello, sus influencias artísticas son fácilmente rastreables. En unos casos se ve la huella de Andrea Palladio, mientras que en otras obras como el Capitolio de Richmond se ve que se ha inspirado básicamente en un arquitectura romana, concretamente en la Maison Carrée de la ciudad francesa de Nimes, aunque haya usado el orden jónico.

Es curiosa esta referencia, ya que para este tipo de edificios gubernamentales estuvo mucho más de moda generarlos a partir de grandes cúpulas, como es el caso del propio Capitolio de Washington, el edificio más emblemático de todos los existentes en esta línea, y que son realmente abundantes, no solo en Estados Unidos, sino incluso en toda América Latina.

Sin embargo, aquí Jefferson optó por esta interpretación de la arquitectura clásica de un templo, si bien no se olvidó de su reverenciado Palladio. De hecho, ese pórtico y que todo ese encuentre elevado sobre un podio es muy del arquitecto italiano y sus villas.Aunque hay que tener en cuenta que el autor solo realizó el edificio central, mientras que los dos cuerpos laterales que se ven en la actualidad son fruto de un añadido posterior.

Acceso  actual al Capitolio de Richmond

Acceso actual al Capitolio de Richmond


No obstante, la grandeza de estas obras de Thomas Jefferson es que como dijo uno de sus ayudantes, el objetivo no era copiar a los antiguos, “sino aprender de ellos a cómo es posible someter las reglas al ingenio. Para lo cual es necesario extirpar esa marca de servidumbre y mimetismo que desfigura muchas obras”.

Categorías: Arquitectura, Neoclásica