Arte

Inicio Arquitectura, Barroca Palacio de La Granja de San Ildefonso, Segovia.

Palacio de La Granja de San Ildefonso, Segovia.

Publicado por Laura Prieto Fernández

La Granja de San Ildefonso es uno de los palacios de recreo de los monarcas españoles situado en las inmediaciones de la Sierra de Guadarrama en Segovia. Felipe de V, duque de Anjou, siguió con la tradición de acudir de cacería en esta zona como ya habían hecho sus predecesores. El monarca enamorado del paisaje y de la caza decidió junto con su segunda esposa Isabel de Farnesio, comenzar en 1718 en los terrenos pertenecientes a una pequeña comunidad monástica donde se encontraba la ermita de San Ildefonso.

La_Granja_Palacio

El rey se hace con los terrenos necesarios y encomienda los planos a Teodoro de Ardemans (1661 – 1726). El monarca, educado en el lujo y la suntuosidad de la corte francesa, pronto olvida las tendencias herrerianas plasmadas años antes por Juan de Herrera en el Escorial y planea un conjunto palaciego en forma de U y con ampulosos jardines que está más cercano a la arquitectura preciosista de Versalles.

Las obras se iniciaron en 1721 y en ellas trabajaron un buen números de arquitectos, ingenieros, jardineros… Además de Ardemans Juan Román se implicó en los trabajos constructivos a la vez que la ejecución de los jardines quedaba en manos de Renato Carlier, Esteban Boutelou y Etienne Marchand. El elenco de personalidades artísticas que trabajaron en La Granja se completaba con algunos de los escultores y pintores más afamados de su tiempo.

Tras la muerte del monarca Isabel de Farnesio decide retirarse al palacio de San Ildefonso para supervisar por sí misma las obras, ambos serán enterrado en la Colegiata de la Trinidad que forma parte del palacio; a partir de entonces La Granja se convierte en residencia veraniega de los monarcas Borbones hasta Alfonso XIII.

El conjunto de La Granja está formado por varias dependencias: el palacio propiamente dicho, la colegiata de la Santísima Trinidad, la Antigua Casa de las Damas, la Casa de los Oficios y por último la Casa de las Flores. Todo ello rodeado de hermosos y cuidados jardines compuestos en distintos niveles que amenizan el conjunto.

El palacio fue construido bajo la estética barroca, la suntuosidad decorativa se plasmaba en los grandísimos frescos que decoraban las techumbres parte de los cuales se han perdido debido a un incendio ocurrido en 1918. Al exterior destaca la fachada realizada en piedra de color rosáceo y tejados de pizarra. Las dos plantas del palacio están recorridas por grandes pilastras adosadas de orden corintio; mientras, la zona superior está rematada por una balaustrada coronada por jarrones.

segovia-palacio-real-de-la-granja-de-san-ildefonso-fuente-de-los-banos-de-diana--20111109172518

Lo jardines ocupan 146 hectáreas y se disponen de manera ascendente desde las inmediaciones de palacio a través de tres ejes longitudinales perfectamente marcados: La Cascada Nueva, La Carrera de Caballos y La Ría. Están realizados según el gusto francés y en ellos encontramos un buen número de fuentes –un total de veintiuna- abastecidas por el desnivel que recorre el agua de las montañas de la sierra segoviana. Los trabajos realizados en los jardines de La Granja han conseguido que este sea uno de los enclaves más importantes de toda Europa donde naturaleza y arquitectura se unen de una manera sin igual.

Categorías: Arquitectura, Barroca