Arte

Inicio Arquitectura Planos de Hausmann para la ciudad de París

Planos de Hausmann para la ciudad de París

Publicado por A. Cerra

En el año 1851, el prefecto de París era George Eugene Hausmann, o sea el barón Hausmann, y él fue quien diseñó un nuevo urbanismo de la capital gala, en la que las grandes avenidas se iban a convertir en las vías que unían en centro de la ciudad con lo que entonces era su periferia. Un importante plan de renovación parisina que contó con un apoyo incondicional y clave, el de Napoleón III, que ansiaba que su ciudad fuera una urbe moderna y también saludable. Un plan que de alguna forma estableció las bases de lo que iba a ser la ciudad contemporánea.

Vista área de la Plaza de la Estrella de París

Para un plan tan ambicioso, el barón Hausmann contó con diversos colaboradores, y entre ellos hay que destacar al ingeniero Jean Charles Adolph Alphand, que fue quien directamente planteó el diseño viario de las anchas calles arboladas entre el centro y su entorno. Para ello creó un plano radioconcéntrico.

Se crearon tres anillos de bulevares, y diversas plazas radiales. Los bulevares son de gran anchura, y siempre arbolados. Mientras que las plazas radiales permiten una comunicación recta y rápida, además de que visualmente ofrecen perspectivas de lo más novedosas. Y desde luego si hay un lugar que ejemplifica estos conceptos es la Plaza de la Estrella donde se levanta el gran Arco de Triunfo de los Campos Elíseos. Ya que desde esa plaza parten o convergen hasta 12 grandes calles que unían este lugar con casi otro punto de la capital, al mismo tiempo que todos ellos entre sí quedaban unidos.

Está claro que había un planteamiento estético, pero sobre todo se tuvieron en cuenta cuestiones de tipo funcional. En especial, facilitar un tráfico fluido en aquella época en la que la masa obrera se tenía que desplazar a sus puestos de trabajo. Sin olvidar que dado el historial de revoluciones que se habían dado en Francia, este urbanismo también facilitaba el control de los posibles disturbios.

Aprovechando esas cuestiones se trabajó en la salubridad de la ciudad, creando un nuevo alcantarillado, además de instalaciones de gas para el alumbrado viario. Y también se incluyó la construcción de plazas menores y jardines, que aportaban una avanzada idea sobre el medioambiente y el ocio ciudadano. Fruto de esta época son por ejemplo las áreas verdes del Bois de Boulogne o el Bois de Vincennes, auténticos pulmones para los parisinos. No obstante, hay que decir que esos grandes parques se crearon cerca de zonas residenciales de las clases más altas. Porque la verdad es que se diferenciaron ciertas intervenciones según la clase social que vivía en la zona.

Y por último hay que decir que desde ese plan de Hausmann se crearon 20 “arrondissements” o barrios que cuenta con sus servicios propios y funciones. Unos sistema que continua en la actualidad. Porque el urbanismo que se generó en aquel momento a mediados del siglo XIX es la base de la actual capital parisina.

Categorías: Arquitectura