Arte

Inicio Arquitectura, Prerrománica Santa Cristina de Lena

Santa Cristina de Lena

Publicado por Laura Prieto Fernández

La iglesia de Santa Cristina de Lena es un templo prerrománico situado en el Principado de Asturias a unos 35 kilómetros de la capital ovetense, en el concejo de Lena. Parece posible que sus orígenes sean visigodos, quizás en el Siglo VII, al igual que las parroquias de San Pedro y San Pablo de Felgueras. No obstante, su actual construcción la sitúa en los últimos años del periodo ramirense (842 -850 d.C.) o en los primeros tiempos de la monarquía de Ordoño I. Al igual cronología la función para la que este templo fue edificado aún no está del todo claro, algunos estudiosos apuestan por la idea de que Santa Cristina estaba ligada a una orden monacal mientras que otros interpretan su construcción como templo vinculado a una residencia suburbana del monarca.

Santa_Cristina_de_Lena

Santa Cristina de Lena es un pequeño templo situado en la falda de una colina. Su planta es sencilla: el cuerpo central está formado por una sola nave bastante reducida -10 metros de largo y 6 de ancho- a la cual se han adosado dos estancias cuadradas a los laterales. En los pies de la iglesia un pequeño pórtico cuadrangular actúa de nártex y en la cabera un pequeño ábside con testero plano.

En cuanto al sistema de cubrición, la nave central -de cinco tramos- se cubre con bóveda de cañón fajada que está sustentada por columnas de capiteles tronco-piramidales y arcos formeros de los cuales el de mayor tamaño es el que compone el cuerpo central de la nave.

El exterior marca a la perfección cada uno de los espacios volumétricos en los que se divide el templo. Las distintas alturas de la nave y el resto de los espacios también son apreciables desde la parte exterior del templo, la cual se completa con los contrafuertes que refuerzan los arcos formeros y fajones que sustentan la bóveda. Todos y cada uno de estos elementos, nos muestran la influencia que tuvo en esta construcción otras edificaciones del mismo periodo como Santa María del Naranco o San Miguel de Lillo.

Pero si algo destaca en este templo prerrománico es su peculiar distribución interior: La cabecera, nada peculiar vista desde el exterior, aparece en el interior casi un metro elevada respecto al resto de los cuerpos. La separación entre los dos espacios está marcada por un iconostasis -de influencia bizantina, es el más antiguo conservado en España- que se configura a través de una triple arquería de dobles aros de medio punto que se sustentan por columnas de fuste liso y capitel las construcciones corintias. Parte del espacio entre las dos arquería se cubre con un celosías y el acceso solucionado para salvar el desnivel entre la nave y el presbiterio es una sencilla escalera de siete peldaños. Bajo la arcada central del iconostasis tres placas de piedra aparecen decoradas con motivos vegetales y geométricos, parece posible que estos elementos fueran restos visigodos reaprovechados en la construcción de Santa Cristina.

El templo de Santa Cristina de Lena es una de las joyas de la arquitectura prerrománica asturiana. De hecho, en 1885 se le catalogó como Monumento histórico Artístico y en 1985 la ONU lo declaró Patrimonio de la humanidad.

Categorías: Arquitectura, Prerrománica