Arte

Inicio Arquitectura, Románica Hospital de Santa Cristina de Somport

Hospital de Santa Cristina de Somport

Publicado por A. Cerra

El Camino de Santiago fue una de las más grandes vías culturales que existieron durante la Edad Media en Europa. Principalmente en países como Francia y sobre todo España. Y con el motivo de la Ruta Jacobea se crearon infinidad de monumentos y se expandieron las formas artísticas de la época.

Restos del Hospital de Santa Cristina de Somport

Por supuesto muchas de esas construcciones fueron iglesias. Pero también las hubo de otro tipo, eran los albergues u hospitales para acoger a los peregrinos. Uno de ellos fue el Hospital de Santa Cristina de Somport. Aunque en realidad no fue uno más, fue uno de los tres más importantes de toda la Cristiandad, junto con el de Jerusalén y el de Gran San Bernardo en los Alpes. O al menos, así se recoge en el Codex Calixtinus del siglo XIII, el libro que es la gran referencia para conocer el Camino Jacobeo en su época de máximo esplendor.

Y más aún cuando hablamos de lugares como el Hospital de Santa Cristina que hoy en día no son más que un valioso yacimiento arqueológico. Una ruina de la gran construcción que fue.

Este hospital daba la bienvenida a los peregrinos que atravesaban los Pirineos desde Francia hasta España salvando el Somport, el Summus Portus, una de las etapas más complicadas y duras de todo el itinerario. A sus escarpadas pendientes había que sumar las frecuentes inclemencias meteorológicas. Por eso para recuperarse temporalmente, el Hospital de Santa Cristina podía acoger a los peregrinos durante tres días, dándoles cobijo, abrigo y alimento. E incluso daba sepultura, si alguno llegaba a fallecer aquí.

De hecho, las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en las últimas décadas nos permiten ver donde estaba ese cementerio, y el resto de instalaciones del Hospital, incluyendo su iglesia románica, un pequeño monasterio, el palacio del prior, dependencias varias y una pequeña ermita.

Reproducción hipotética del Hospital de Santa Cristina

Todo ello para acoger a peregrinos que luego continuaban su recorrido por Aragón pasando por lugares tan importantes como la Catedral de Jaca o desviándose hasta el Monasterio de San Juan de la Peña.

Se estima que desde que se fundó el monasterio, miles de peregrinos pasaron por aquí, especialmente en sus años de mayor esplendor durante el siglo XIII. Si bien, luego comenzaría su declive, primero por los problemas entre los agustinos y los dominicos que gestionaban el lugar. Y luego, porque comenzaron a ser muchos más los peregrinos que entraban a España por Navarra, concretamente por la Colegiata de Roncesvalles.

Así que vendría la decadencia del Hospital, y ya nunca volvería aquel flujo de visitantes de antaño. Además un incendio a comienzos del siglo XVIII lo dejó en estado lamentable. Y el punto final llegaría tras ser destruido durante la Guerra de Independencia de inicios del siglo XIX. Motivo por el que quedó abandonado a su suerte, hasta que la arqueología lo ha rescatado para poder ser estudiado.

Categorías: Arquitectura, Románica