Arte

Inicio Arquitectura, Prerrománica, Románica Iglesia de Santa Coloma de Andorra

Iglesia de Santa Coloma de Andorra

Publicado por A. Cerra

Este templo es uno de los ejemplos más antiguos de arquitectura en todo el Principado de Andorra. Se trata de una iglesia con las características de la arquitectura prerrománica del siglo X. Si bien, posteriormente se le incorporó uno de sus elementos más emblemáticos: el campanario que se construyó ya en el siglo XII.

Iglesia de Santa Coloma

Iglesia de Santa Coloma

También se tienen noticias de que en el interior hubo pinturas murales románicas, aunque este importante patrimonio histórico salió muy lejos de Andorra en los años 30 del pasado siglo XX, concretamente en museos berlineses y en colecciones particulares. No obstante, el gobierno andorrano consiguió su devolución en los primeros años del presente siglo XXI, aunque no se encuentran en su emplazamiento original dentro del templo.

Lo que sí que se mantiene hoy en día en la iglesia de Santa Coloma es su retablo barroco hecho en el siglo XVIII, así como una valiosa escultura medieval de la Virgen de los Remedios, representada en una talla en madera policromada.

La iglesia de esta pequeña localidad andorrana situada entre los núcleos de San Juliá y la propia ciudad de Andorra ya se encuentra citada en documentos del año 1040, cuando se menciona en las actas de consagración de la sede episcopal de la Seu de Urgell.

Es un templo de una única nave, de trazado rectangular, con el ábside o cabecera situado hacia el este como es habitual en los templos cristianos. Y es un ábside de planta cuadrangular. Mientras que la portada y el pórtico cubierto se sitúan en el lado sur.

Lo más curioso del edificio es su torre campanario, la cual se planteó a partir de una planta circular y alcanza una altura que supera los 17 metros que culminan en una cubierta hecha con una techumbre cónica. A lo largo de ese recorrido en altura, la torre posee cuatro pisos y en cada uno de ellos se abren dos pares de ventanas geminadas con decoración propia de la arquitectura lombarda.

En cuanto a la portada de la iglesia, se trata de una entrada realizada por un arco de medio punto decorado con arquivolta de dientes de sierra y una cruz situada en la clave del arco.

En definitiva, la iglesia de Santa Coloma de Andorra es un excelente ejemplo de la arquitectura típica del Principado. Una arquitectura realizada a partir de los materiales fácilmente hallables en el país. Es decir, piedra y madera. Piedra de tonos muy oscuros para los muros y piedra pizarra negra para el tejado de la cubierta. Y madera imprescindible para las armaduras necesarias durante la fase de construcción y que se mantiene todavía en la techumbre interior de la nave de la iglesia.

Unos materiales que se encuentran en toda la arquitectura histórica del país, como por ejemplo en la misma población donde también se halla la valiosa iglesia de San Vicenç y que incluso en reconstrucciones de importante monumentos andorranos, como el Santuario de Meritxell en Canillo, pese a realizarse en las últimas décadas del siglo XX también se han empleado.

Categorías: Arquitectura, Prerrománica, Románica