Arte

Inicio Arquitectura, Egipto Templo Debod

Templo Debod

Publicado por Laura Prieto Fernández

El conocido templo de Debod es a día de hoy uno de los monumentos más visitados por turistas de todo el mundo en la capital de España, si bien es cierto que en la actualidad a nadie le sorprende encontrar grandes colecciones de arte egipcio diseminadas por todo el mundo la historia de este templo va más allá de las expoliaciones. En el año 1968 el estado egipcio decidió donar cuatro templos a diferentes países que habían colaborado en la protección de los templos de Nubia tras la construcción de la presa de Asuán; de esta manera estados Unidos recibió el Templo de Dendur, Holanda el de Taffa, Italia el templo de Ellesiya y España recibió el de Debod.

1024px-Temple_of_Debod_at_evening

Parece ser que en origen este templo debió ser levantado durante el reinado de Ptolomeo IV Filópator pero su decoración y ornamento se correspondería con el reinado de Meroe; con estos datos podríamos establecer una fecha de construcción de entorno al año 200 a.C. pero en realidad algunos historiadores del arte plantean la posibilidad de que el templo sea incluso anterior de la época del rey meroítico Adikhalamani.

Desde tiempos ancestrales Debod había sido un lugar de culto, las excavaciones arqueológicas nos hablan de los restos, hoy sepultados bajos las aguas del Nilo, de un primer templo que seguramente estuviese dedicado a los dioses de la catarata Satis y Jnum.; también tenemos constancia de una segunda edificación de la que no conocemos con exactitud su divinidad mientras que el templo que aquí nos ocupa estaría dedicado al dios Amón.

En la década de los sesenta el templo de Debod fue desmontado piedra a piedra por las autoridades egipcias y tras su paso por las ciudades de Alejandría y Elefantina, los grandísimos bloques de piedra arenisca que lo conformaban llegaron al puerto de Valencia desde donde se trasladaron por carretera a Madrid. En la actualidad, el edificio que podemos ver ha sufrido numerosas restauraciones e intervenciones con respecto a la obra original.
La parte más antigua se corresponde con la conocida como Capilla de los relieves, en ella se pueden observar numeroso relieves -que en origen debían de estar policromados- del faraón Adikhalamani rindiendo culto a los dioses. La influencia de las técnicas artísticas de la isla de Filé parecen innegables en el templo de Debod así como su estricta composición jerárquica.

La sala de la Mammisi está considerada por los expertos como la última parte egipcia del templo siendo lo demás añadidos romanos. Pese a su nombre, los expertos aseguran que la sala no fue concebida con este fin (la mammisi era la sala donde se celebraba el nacimiento de un dios).

Ya de época romana encontramos parte como un pronaos o vestíbulo del que apenas quedan unos pocos restos originales y en el que se supone se encontraban relieves y decoraciones de la época de Augusto y Tiberio. En origen el templo tenía dos naos o capillas principales pero en el siglo XIX fue destruida y hoy tan solo se conserva la dedicada a los dioses Isis y Amón.

Categorías: Arquitectura, Egipto