Arte

Inicio Arquitectura, Contemporánea The Wave en Vejle

The Wave en Vejle

Publicado por A. Cerra


Dinamarca posee numerosos edificios que son auténticos referentes de la arquitectura contemporánea. Y los hay tanto en la capital del país, Copenhague, como en el resto del territorio, en ciudades como Aarhus donde está el curioso Edificio Iceberg o en la ciudad de Vejle, en cuyo puerto, ubicado al fondo del propio fiordo de Vejle se levanta este edificio, por cuya forma no podía tener otro nombre que The Wave.

Edificio The Wave

Está clara su similitud con las ondas marinas y su aspecto fluido, lo cual le ayuda a integrarse a las mil maravillas en el paisaje que le rodea. De hecho, uno de los encantos es el peculiar reflejo que aparece sobre las aguas del puerto, cuando estas están calmadas. Y es especialmente llamativo de noche, cuando se ilumina el centenar de apartamentos que componen este gran edificio de carácter residencial.

La obra está firmada por el prestigioso estudio danés de Henning Larsen, si bien el arquitecto que da nombre a esta firma solo participaría en el diseño de la construcción y no la llegó a ver concluida, ya que falleció en 2013.

Lo cierto es que la edificación comenzó a levantarse en el 2006, pero por sus dimensiones era un obra que iba a llevar un tiempo finalizar. Por eso en 2008, las obras fueron paralizadas debido a la gran crisis económica que se vivió en todo el mundo. Así que no se reanudaron los trabajos hasta 2015, cuando Larsen ya había muerto. Y todavía se invirtieron dos años más hasta su relativamente reciente finalización.

Sin duda, la espera ha merecido la pena, ya que es uno de los edificios más aclamados de los últimos tiempos. Una obra que no niega la inspiración que le supuso la Casa de la Ópera en la lejana ciudad australiana de Sidney. Una referencia que por ejemplo es muchísimo menos importante en otra obra de este estudio danés para un idéntico fin musical, la Ópera de Copenhague.

The Wave de Vejle trata de un único edificio, pero que de forma muy armónica parecen cinco ondas unidas por su planta baja. Una creación tan atractiva que incluso antes de acabarse, cuando se paró la construcción en 2008 y solo había dos de los bloques levantados ya empezó a llamar la atención y ya fue nombrado como una de las mejores residencias del país.

En definitiva, que The Wave se ha convertido en uno de los grandes emblemas de la firma Henning Larsen, un poderoso estudio con obras creadas por todo el planeta y que tiene sedes no solo en Dinamarca, también posee oficinas muy activas en Alemania, Noruega, Hong Kong o Arabia Saudí.

Categorías: Arquitectura, Contemporánea