Arte

Inicio Arte Rupestre Anillo de Brodgar

Anillo de Brodgar

Publicado por A. Cerra

Al norte de Escocia está el grupo de las islas Orcadas. Un archipiélago compuesto por unas 70 islas. Y en una de ellas se han hallado unos restos prehistóricos extraordinarios. Es el denominado Corazón Neolítico de las Orcadas, y se compone de varios yacimientos espectaculares como las Rocas de Steness, la tumba de Maeshowe, la población de Skara Brae y el llamado Anillo o Círculo de Brodgar que aquí nos ocupa. Y todo ello está declarado Patrimonio de la Humanidad.
Seguramente de todo ello, lo más espectacular sea el Anillo, que de alguna forma recuerda remotamente al conocidísimo Stonehenge en tierras de Inglaterra.

Anillo de Brodgar

Se trata de un gran círculo de más de 100 metros de diámetro y rodeado por enormes piedras. Algo que se denomina henge. En origen la construcción tuvo hasta 60 grandes piedras dispuestas en posición vertical, si bien hasta nuestros días han llegado menos de la mitad. Concretamente 27. Son piedras enormes, de hasta 4,5 metros de altura que se encuentran enclavadas sobre un gran foso circular de 3 metros de profundidad y 10 de ancho. Unas dimensiones realmente admirables, teniendo en cuenta que esto se haría más o menos hacia el año 2.500 antes de Cristo. Es decir, sin tan apenas instrumental, por lo que costaría un ingente trabajo su realización.

Es una obra impresionante, en la que al igual que ocurre con otros muchos yacimientos prehistóricos se desconoce su significado. Si bien las continuas excavaciones en la zona cada vez aportan más datos. Y es que el Corazón Neolítico de las Orcadas no solo lo componen los cuatro lugares que ya hemos citado, continuamente salen a la luz más restos materiales en las inmediaciones del Anillo de Brodgar que aportan muestras de las herramientas que se usaron, o vestigios cerámicos y también óseos para poder conocer algo más sobre los primeros pobladores de la isla.

En cambio lo que nunca se ha excavado en el Anillo del Brodgar es el centro del círculo. Algo curioso ya que en otros henges repartidos por la geografía británica, como el de Averbury, se vio que dentro del círculo mayor también se distribuían diversas piedras. Así que, ¿quien sabe que futuras sorpresas arqueológicas puede proporcionar esta joya de la Prehistoria?

Categorías: Arte Rupestre