Arte

Inicio Escultura, Grecia Diadumenos, Policleto

Diadumenos, Policleto

Publicado por Laura Prieto Fernández

La obra del Diadumenos o Diadúmenos es una escultura exenta y de bulto redondo realizada por artista de época clásica Policleto. En realidad, la obra que hoy nos encontramos no es el original, sino que se trata de una copia romana realizada en mármol a partir de la escultura original que debía estar fabricada en bronce; de hecho fue muy común este tipo de práctica, la sociedad romana se vio fuertemente atraída por el arte griego y tanto es así que no solo se limitaron a copiar sus esculturas sino que en numerosas ocasiones, los romanos se llevaron los originales o a los propios artistas griegos para que trabajasen en Roma.

640px-Diadoumenos-Atenas

La obra dataría del siglo V a.C. entre los años 420 o 430 a.C. por lo que se puede englobar dentro de la estatuaria de época clásica, una etapa de gran auge para la escultura griega cuando se llevan a cabo algunas de las obras más destacadas y se impone un nuevo modelo escultórico -más realista y naturalista- que deja atrás la concepción escultórica de la época arcaica.

Así Policleto nos presenta a un hombre joven y desnudo que aparece ciñéndose la diadema o taenia de vencedor a la cabeza, la copia romana que hoy conservado tampoco se encuentra completa, se han perdido ambas manos lo que resta a la obra expresividad. El Diadumenos representaría a un joven atleta que se coloca la cinta de vencedor con una actitud tranquila y reposada. En la obra aparecen algunas de las características más representativas del periodo clasicista como el contrapposto y la diartrosis.

El contrapposto se puede apreciar en la descarga de todo el peso de la figura sobre la pierna derecha mientras que la izquierda aparece retrasada, una postura muy típica de Policleto que también encontramos en obras como el Doríforo. Así el artista consigue recrear una sensación de movimiento y naturalismo que se acentúa con la marcada división del tronco y las extremidades, la diartrosis. Por su parte el rostro del Diadumenos es sereno y reposado, la cabeza aparece ladeada hacia la derecha y su mirada se pierde en un gesto concentrado pero equilibrado.

La obra que aquí nos ocupa representa una evolución en la concepción artística de Policleto, éste había establecido un canon de siete cabezas para representar su ideal de belleza y lo había plasmado en obras anteriores como el conocido Doríforo; sin embargo en esta ocasión, el artista plantea un canon más estilizado –de ocho cabezas- debido a la influencia de la estatuaria ática y de la obra de Fidias, el Diadumenos representa una obra más madura y estudiada, adaptada a los nuevos modelos que paulatinamente se iban instalando en toda Grecia.

En la actualidad se conservan varias copias de la obra del Diadumenos entre las que debemos destacar la del Museo Arqueológico Nacional de Atenas o una copia romana posterior, de en torno al año 150 que se conserva en el Museo del Prado de Madrid y que fue ligeramente desvirtuada del original en el siglo XVIII.

Categorías: Escultura, Grecia