Arte

Inicio Barroca, Escultura Eneas y Anquises de Bernini

Eneas y Anquises de Bernini

Publicado por A. Cerra

Esta obra realizada en mármol y conservada en la Galería Borghese de Roma está considerada como la primera ocasión en la que Gian Lorenzo Bernini hizo un grupo monumental. Un dato importante ya que este artista italiano, el gran representante de la escultura durante los siglos del Barroco, hizo con posterioridad muchos otros grupos monumentales a lo largo de su larga vida, porque su edad superó los 80 años, y se desarrolló entre el 1598, año de su nacimiento, y la fecha de su fallecimiento en el 1680.

Eneas y Anquises de Bernini

Eneas y Anquises de Bernini

El encargo en concreto lo recibió del cardenal Scipione Borghese, y entre los años 1618 y el siguiente hizo la obra.

Como ya se ha dicho, ese su primer grupo monumental, y por eso se nota que Bernini aún tenía cierta influencia del estilo manierista, vigente durante esos años. De ahí que la composición se base en la forma serpentinata que tanto identificó a los escultores manieristas como Giambologna y su Rapto de las Sabinas.

Sin embargo, pese a la juventud de Bernini, esta obra ya muestra una enorme precisión, y un vigor y firmeza en la ejecución que identificarán toda su producción escultórica posterior. Y tanto le gustó al cardenal encargante el resultado final de la obra, que años después le volvería a encargar a Bernini otras obras como el David de 1623 o el grupo de Apolo y Dafne concluido en el 1625. Y posteriormente en el año 1632 también esculpió un busto del cardenal Scipione Borghese, que por supuesto se conserva en la misma Galería Borghese.

Esta galería es uno de los lugares donde más obras podemos contemplar de Gian Lorenzo Bernini, aunque sin duda donde más hay es en la Basílica de San Pedro de Vaticano. Si bien, en general por toda la capital italiana, en sus museos, iglesias, plazas, fuentes y calles podemos encontrar la obra de este grandísimo artista.

La posición en sí de la obra Eneas y Anquises es muy deudora del arte Helenístico, así como también se puede ver la influencia de otro artista italiano de carácter manierista como es Carracci y su obra en la Galería Farnesio. En definitiva, de estos precedentes toma la idea de representar el movimiento en la escultura, eligiendo como instante a inmortalizar el punto álgido de una acción.

Al mismo tiempo, Bernini es capaz de combinar ese efectismo como una extraordinaria capacidad para representar de forma muy realista los detalles, y para ello llega a realizar diferentes texturas en el mármol, lo cual aún recalca más el dramatismo de la escena.

Categorías: Barroca, Escultura