Arte

Inicio Escultura, vanguardia Homenaje a Mallarmé de Oteiza

Homenaje a Mallarmé de Oteiza

Publicado por A. Cerra

Esta obra escultórica es una creación del artista vasco Jorge Oteiza. Oteiza está considerado como el máximo representante en la escultura de un arte experimental o analítico que surge de las mismas premisas artísticas que el movimiento del Informalismo, pero aunque nace de las formas abstractas, éstas son intelectualizadas con ideas más propias de la filosofía del Arte y de la Estética.

Homenaje a Mallarmé de Oteiza

Homenaje a Mallarmé de Oteiza

Es decir, es un arte de creación compleja y significados a veces irreconocibles por parte del espectador no docto en la materia, por ello en muchas ocasiones para terminar de comprender cada una de estas obras y no quedarse en la mera experiencia visual y estética se hace imprescindible conocer las intenciones y la interpretación del autor, algo que sin duda supone un gran inconveniente para este tipo de arte, porque puede parecer que cada una de las obras de Jorge Oteiza no hablan por sí mismas a quien las observa.

En este caso, Oteiza comenzó su obra con la creación de diminutas maquetas a escala, partiendo de dos cubos espaciales como base para diversas combinaciones, y esos cubos los va vaciando poco a poco hasta que los reduce a la simple presencia de dos o tres de sus paredes.

De esta forma, mediante las paredes y los huecos, lo que pretende es dar un sentido dinámico al conjunto, y sobre todo valorar el espacio interno de la obra, algo sumamente importante en la concepción artística de Oteiza, que otorgaba muchísimo valor al vacío en sí mismo.

Ese proceso mediante maquetas es lo que Oteiza hizo durante los años 50 del pasado siglo XX en su Laboratorio Experimental y por ello podemos saber cómo iba experimentando para cada una de sus obras y comprobar las diferencias existentes, en ocasiones muy sustanciales, entre esos bocetos a escala y las obras que finalmente declaraba definitivas. En este sentido, su obra Homenaje a Mallarmé es un buen ejemplo, ya que la obra definitiva que se conserva en el museo Reina Sofía de Madrid tiene muchas e importantes diferencias con algunos de los bocetos previos.

Por otra parte, no es en absoluto extraño que una de las obras más aclamadas de Oteiza sea esta escultura realizada en chapa de hierro dedicada al poeta francés Sebastian Mallarme, uno de los escritores más vanguardistas de la época. Cada uno en su disciplina, uno en la escultura y otro en la lírica, por medio de las formas abstractas iban tras la búsqueda de lo que ellos consideraban absoluto, aunque eso en muchas ocasiones les supuso la incomprensión por parte de sus contemporáneos.

Categorías: Escultura, vanguardia