Arte

Inicio Escultura, vanguardia Homenaje a los luchadores contra el franquismo de Juanjo Novella

Homenaje a los luchadores contra el franquismo de Juanjo Novella

Publicado por A. Cerra

Esta obra realizada en el año 2006 por el artista vasco Juan José Novella (1961 – ) está colocada en el mirador de Artxanda que hay sobre el casco urbano de la ciudad de Bilbao, y con ella se pretende homenajear a las víctimas de la Guerra Civil española, ya que este lugar precisamente fue bombardeado por las tropas franquistas.

Obra de Juanjo Novella

Es una escultura de enormes dimensiones, ya que alcanza los 8 metros de altura, así como que casi pesa 8 toneladas. Todo ello realizado en acero al carbono, para representar una gigantesca forma que recuerda a las huellas dactilares. De hecho, son unas formas que han inspirado otras obras de este artista, como por ejemplo en La Huella que instaló en la ciudad asturiana de Gijón.

Es decir, trabaja también con el concepto de series y de formas recurrentes, algo que de algún modo es característico de los creadores de arte público de finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI, como es el caso del también artista español Jaume Plensa, creador de sus célebres hombres en cuclillas.

Juan José Novella viene a representar la gran tradición de escultores vascos del siglo XX, en la que destacan personajes de la talla de Jorge Oteiza, Agustín Ibarrola o el gran Eduardo Chillida. En el caso de Novella estamos ante un artista que ha trabajado con diferentes materiales para hacer sus esculturas, porque si en este caso eligió el acero al carbono, en otras ocasiones ha optado por la piedra, el bronce o el acero corten. Y no solo hay variación en los materiales con los que afronta su producción. También varía la disciplina artística, ya que ha trabajado principalmente como escultor, pero igualmente tiene sus creaciones de pintura y en forma de murales.

En todos esos formatos se nos muestra como un artista partidario de la abstracción figurativa, o como algunos otros la llaman: la figuración más abstracta. Con esas formas, lo que pretende Novella es invitar al espectador a que reflexione, de manera que cada una de sus obras puede tener numerosas interpretaciones. Y un buen ejemplo es esta, que además de tener su carácter conmemorativo, nació con la intención de que todo el mundo tuviera aquí cabida, tal y como dice su autor.

Sus esculturas las podemos ver principalmente en distintas localidades del País Vasco y en toda la cornisa cantábrica así como en poblaciones del norte de España. Pero es un nombre que ha alcanzado prestigio internacional, por ello sus trabajos también se han podido ver por Europa, Oriente Próximo, en Japón, e incluso en las antípodas: Nueva Zelanda.

Categorías: Escultura, vanguardia