Arte

Inicio Escultura Monumento a las víctimas del Franquismo

Monumento a las víctimas del Franquismo

Publicado por A. Cerra

Este monumento ubicado en el mirador del Valle del Jerte, en la provincia extremeña de Cáceres es un recuerdo constante a unos hechos recientes en la historia de España. Hay diversas obras que hablan del paso de la dictadura de Franco a la Democracia como es el caso del cuadro El Abrazo de Juan Genovés. Incluso hay construcciones grandilocuentes símbolo de la terrible dictadura como El Valle de los Caídos donde hasta hace poco estaba el cadáver momificado del terrible dictador que organizó un golpe de estado, provocó una guerra civil y gobernó con mano de hierro España durante casi 40 años.

Mirador de la Memoria

Un periodo oscuro en el que cualquier oposición al régimen dictatorial franquista fue duramente reprimida. Y sin embargo, hasta hace muy pocos años no había ningún monumento o memorial que recordara a los cientos de miles de víctimas que fueron encarcelados, torturados y asesinados en toda España, que además luego se enterraba en fosas comunes sin que sus familias pudieran honrar su memoria.

Eso comenzó a cambiar en el año 2009 cuando se aprobó la Ley de Memoria Histórica que tiene el objetivo de remediar el daño moral realizado. Y coincidiendo con esa aprobación se levantó este monumento, el primero con esta temática. Una obra que realizó el escultor Francisco Cedenilla Carrasco, el cual a su vez es nieto de una de esas víctimas del franquismo que fue fusilada y cuyos restos no se habían podido localizar hasta hace escasas fechas.

Realizó este grupo de figuras, tres hombres y una mujer, todos ellos desnudos y representando todas las edades y condición. Personas que están perdidas y que parecen vagar, tienen miedo, están desorientadas. La obra en realidad la realizó en el año 2007, pero en su tierra de Castilla la Mancha no consiguió que ningún ayuntamiento diera el permiso para su instalación. Así que finalmente lo consiguió en la comarca del Valle del Jerte gracias a la asociación local de Memoria Histórica. Si bien es cierto que se solicitó el permiso de colocación a 11 ayuntamientos distintos y tan solo contestaron 2.

Así que finalmente se ubicó en este espectacular Mirador de la Memoria a las afueras de la localidad de El Torno. Y curiosamente tan solo unas horas después de ser inaugurada, las tres figuras masculinas recibieron unos balazos.

No se ha conseguido saber quién fue, ni el porqué. Quizás fue simplemente vandalismo, pero todo parece indicar que se trató de una acción política realizada por nostálgicos de la dictadura. El caso es que el escultor al conocer la noticia, además de asombrarse con tal actitud, decidió no restaurar esos daños y que se vean la huellas de los proyectiles, ya que según él, esos disparos habían culminado su obra.

Categorías: Escultura