Arte

Inicio Pintura, Renacimiento Aparición de un ángel a las santas Clara, Inés y Coleta de Quentin Metsys

Aparición de un ángel a las santas Clara, Inés y Coleta de Quentin Metsys

Publicado por A. Cerra

Este cuadro lo realizó el pintor flamenco Quentin Metsys entre los años 1497 y 1507, y la obra hoy en día se puede ver en el Museo de Setúbal en Portugal.

La razón de que esta tabla pintada a óleo se encuentre en tierras lusas, es que este era un tema muy querido por las monjas clarisas, y fue la reina portuguesa Leonor la que regalaría la obra al convento de Setúbal de esa orden.

Aparición de un ángel a las santas Clara, Inés y Coleta de Quentin Metsys

La tabla reúne algunas de las características de la pintura religiosa de Metsys, como puede ser Cristo presentado al pueblo, unas escenas donde toda la superficie está repleta de contenido y de detalles, otorgando un claro sentido narrativo a la pintura. Pero esa abundancia de relato no significa que no se destile la habitual serenidad que provocan sus obras, sean de ambiente religioso o más burgués, como es el caso de El cambista y su mujer.

Todo en la imagen tiene su significado. Por ejemplo cada una de las santas porta los atributos que definen a las monjas clarisas. Es decir, Santa Inés lleva al báculo de abadesa, Santa Clara el bastón con el que levantó el cerco de Asís según su hagiografía y Santa Coleta el libro que contiene las Reglas de la orden.

Por otra parte está el carácter del fino detalle que aparece en los grandes maestros flamencos desde Van Eyck a Brueghel. Y también Metsys poseía esa habilidad para incorporar elementos que a veces solo son reconocibles con una lupa. Por ejemplo, aquí vemos como fondo una iglesia, la cual tiene la puerta entreabierta. Pues bien, según algunos autores ahí se distingue una escultura policromada de san Bartolomé al estilo de las que hay en algún templo de Lovaina, la ciudad natal del pintor. Si bien es muy posible que esta tabla la pintara en la ciudad de Amberes, donde se estableció a partir de 1491, y donde crearía un fecundo taller que no cesó en su actividad hasta la fecha de su muerte en 1530 en esa misma ciudad de la actual Bélgica.

De hecho, su prestigio en la ciudad fue muy importante para el desarrollo artístico de esa próspera urbe, ya que fue responsable de que otros muchos creadores decidieran viajar a Amberes e incluso establecerse allí. Y no solo pintores procedentes de Europa del norte, también llegados desde el sur, de Italia. Por eso aquí se fundieron muchas de las ideas de la tradición flamenca con los conceptos más propios del Renacimiento. Una fusión en la que Metsys se convirtió en un auténtico referente en la época.

Categorías: Pintura, Renacimiento