Arte

Inicio Pintura, Postimpresionismo Campo de trigo con cuervos de Van Gogh

Campo de trigo con cuervos de Van Gogh

Publicado por A. Cerra

Esta pintura realizada por Vincent Van Gogh en 1890 y expuesta en el museo que hay en su honor en Amsterdam, está cargada de interpretaciones literarias, ya que fue una de sus últimas obras antes de morir, por eso toda la imagen se ha interpretado como una premonición de la desaparición de este pintor holandés.

Campo de trigo con cuervos de Van Gogh

Campo de trigo con cuervos de Van Gogh

Pictóricamente, reúnen las características emblemáticas del arte postimpresionista de Van Gogh, es decir, usa la forma de las pinceladas y el color como medios de expresión. Su pincelada y el color son los elementos claves para entender sus obras, sean bodegones como Los Girasoles, paisajes naturales como Noche Estrellada, o paisajes urbanos como La Casa Amarilla.

Con esos elementos nos transmite sus emociones ante el mundo natural. Aquí vemos un cielo de un azul intenso elevado sobre el amarillo dorado del trigo, y entre ambas zonas de color aparecen las salpicaduras negras que son el vuelo de los cuervos.

Semejante composición vendría a hablarnos de tristeza y de soledad, lo cual no es inconveniente para que veamos su completo asombro hasta la belleza del paisaje y de la naturaleza en general. Las cartas que el pintor enviaba regularmente a su hermano son el mejor medio para comprender su arte, e incluso seguramente nadie lo haya definido tan bien como él mismo. Por ejemplo dijo:

…Es decir, lo que hace aquí precisamente.

Sabiendo que Van Gogh murió poco después en un estado de profunda depresión, no sabe a ciencia cierta si se suicidó o fue un disparo accidental. Pero parece ser que la pintura reflejaría su estado de ánimo en esos momentos. Por ello ese cielo ciertamente inhóspito y amenazante, los cuervos de mal augurio y los tres caminos que partes desde la parte inferior de la tela, representarían la premonición de la muerte.

Aunque lo más emblemático de Van Gogh son sus colores y la forma en que los aplicaba, lo cierto es que fue un artista extraordinariamente bien dotado para el dibujo. Una claridad que sobre todo le sirve para plasmar de una forma muy claro la esencia del tema y de ahí pasar a transmitir sus sentimientos.

Aquí vemos que usó pinceladas muy gruesas, tremendamente dinámicas y muy vigorosas. Son pinceladas de formas curvas y corrientes, lo que le da animación al paisaje. Y bien distintas son las pinceladas con las que crea el contraste negro de los cuervos que son simples toques de color. Una paradoja, el dinamismo del pincel para un paisaje que es estático, y el estatismo del pincel cargado de negro para unos pájaros que vuelan. Y por si fuera poco, la violencia de su pincelada se nos muestra en el cielo tan oscuro, con ondas y sumamente efectista. Una composición de colores que está muy ordenada y parece imposible que surgiera de una mente tan atormentada y trastornada como la de Van Gogh.

Categorías: Pintura, Postimpresionismo