Arte

Inicio Modernismo, Pintura Cartel de Bistolfi

Cartel de Bistolfi

Publicado por A. Cerra

El estilo modernista tuvo diferentes ramificaciones y características en los países europeos. Y un buen ejemplo de ello es Italia, donde el Art Nouveau, aquí se conoció como “stile florale” o también como estilo Liberty.

La primera denominación se debe a que era habitual que los motivos decorativos recordaran a formas vegetales y florales. Mientras que el segundo nombre tiene su explicación en que uno de sus grandes inspiradores fue el magnate del comercio británico Arthur Lasemby Liberty.

Cartel de Bistolfi

El estilo Liberty como tal cuenta con una fecha muy clara de inicio, ya que fue en la Exposición Internacional de Arte Decorativo Moderno de Turín de 1902 cuando se presentó con enorme fuerza. Comenzando por el propio cartel del evento que fue diseñado por el artista Leonardo Bistolfi, que más que pintor o dibujante, se le puede considerar escultor.

Pero en este cartel reúne muchas de las características de este estilo. Vemos que el artista emplea una línea, un dibujo muy dinámico y fluido para definir sus figuras. Esa fluidez de la línea cuadra a la perfección con la escena que nos presenta que son cuatro mujeres danzando en un paisaje. Unas mujeres que bailan y forman un corro en el que todas quedan unidas mediante una sinuosa serpentina que sostienen y mueven rítmicamente.

Y estas figuras han roto con todos los referentes en el arte italiano, en el cual seguían teniendo un peso enorme las formas más clásicas. Incluso por esas fechas seguí triunfando el arte académico, por ello esta versión transalpina del Art Nouveau supuso un auténtico reto.

Un arte que como en otros lugares tuvo un espacio ideal para su desarrollo en el mundo del diseño y en los carteles publicitarios. Algo que también pasó con artistas como Toulouse Lautrec, Alfons Mucha o Aubrey Beardsley, por nombrar tres casos que trabajos en diferentes lugares del Viejo Continente.

Leonardo Bistolfi se pudo empapar de todo ellos, pero sobre todo se basa en su rechazó los estilos históricos. Algo que le lleva inspirarse en la naturaleza y a crear un repertorio de lo más imaginativo con el que crea decorativos en las que no faltan motivos vegetales, pero también animales. Nada de geometría, lo que domina son las asimetrías y lo sinuoso, como en la naturaleza. Muchas de sus imágenes recuerdan el dinamismo de las ramas o lo laberíntico de las enredaderas. Y algo similar podría decirse de sus obras escultóricas que evolucionaron hacia el Simbolismo.

Se puede decir que fue un tipo de arte que careció de la preocupación social que si se contempló en otros lugares. Y lo cierto es que el Liberty fue más bien una moda pasajera, aunque sí que triunfó y creó un estilo de diseño a la hora de hacer cartelería por ejemplo de lugares de verano o propuestas de ocio de carácter burgués.

Categorías: Modernismo, Pintura