Arte

Inicio Pintura, Vanguardias Artísticas del siglo XX Composición de 1946 de Hartung

Composición de 1946 de Hartung

Publicado por A. Cerra

Esta obra realizada sobre lienzo y pintada al óleo por el artista de origen alemán Hans Hartung en el año 1946 se conserva en el Centro Georges Pompidou de París.

Hans Hartung aunque nació en el año 1904 en la ciudad de Leipzig, en Alemania, está considerado también como un pintor como prácticamente francés, ya que en el país galo desarrolló gran parte de su producción artística, hasta su muerte en 1989 en un pueblo costero de la Provenza francesa, concretamente en la localidad mediterránea de Antibes. Y lo cierto, es que en el año 1935 se estableció en París, e incluso una vez concluida la Segunda Guerra Mundial se nacionalizó como francés.

Composición de Hartung

Composición de Hartung

Antes de eso había sido rechazado por las tropas nazis, porque le consideraron un artista “degenerado” y acabó alistándose en la Legión Extranjera, y en una batalla en la que participó en el norte de África fue gravemente herido y acabó perdiendo una pierna.

La característica principal que define sus obras es la dinámica de la línea, casi como gesto vital. De hecho, su estilo se ha definido como pintura abstracta gestual. Se trata de líneas generalmente oscuras, muy amplias y que le imprimen el ritmo a cada una de sus obras, porque a veces incluso toman un tono dramático, otras son solemnes, y en los últimos años de su obra, trata de transmitir sobre todo serenidad.

Esta obra del año 1946 es un buen ejemplo de su pintura más emblemática, la basada en ese tipo de líneas sobre tintas planas en ocasiones y otras veces sobre amplias manchas de color. A partir de ahí fue evolucionando paulatinamente, siempre conservando esa gestualidad intensa que le proporciona a su pintura abstracta una originalidad profunda. De hecho, sus líneas únicamente desaparecieron durante una fase de su pintura, que tuvo lugar en la segunda mitad de la década de los sesenta del pasado siglo XX, cuando sus obras se basaron tan solo en la superposición de manchas de color, con total ausencia de sus típicas rayas ni los signos gestuales que identifican el arte de Hartung.

En general, su pintura gestual responde a la rapidez en la ejecución, una especie de frenesía creativo, buscando la poética en el arte y evitando la racionalidad de otras corrientes pictóricas abstractas contemporáneas, más concretamente el Neoplasticismo holandés que representaban a mediados de siglo los cuadros de Piet Mondrian y Theo van Doesburg.

Como en esta Composición de 1946, en sus lienzos suelen aparecer muy pocos colores, normalmente sobre un fondo bastante plano de colores claros y cálidos, y esa es la base para aplicar sus líneas de tonos oscuros, con lo cual pretende enfrentar dos espacios, casi como si fuera una lucha entre ambos, una batalla en la que sin duda ganan las líneas y los gestos, cargados de vida y significado frente a la monotonía de los fondos.

Categorías: Pintura, Vanguardias Artísticas del siglo XX