Arte

Inicio Pintura Conversación en el parque de Gainsborough

Conversación en el parque de Gainsborough

Publicado por A. Cerra

Este lienzo realizado por Thomas Gainsborough (1727 – 1788) es un magnífico ejemplo de las obras de juventud de este artista del periodo Rococó.

En la actualidad la tela se custodia en el Museo del Louvre de París, si bien antes de ese destino actual la obra fue propiedad de diversas personalidades y marchantes.

Conversación en el parque de Gainsborough

Conversación en el parque de Gainsborough

El cuadro es un buen ejemplo de las pinturas más graciosas de Gainsborough. Entendiendo graciosas en el sentido de que tienen gracia, donaire, no con el significado de que sean cómicas. Este tipo de obras las realizó bastante durante sus años jóvenes, cuando el artista trabajó tanto en Londres como en su región natal de Suffolk.

Los referentes a la hora de vincular este tema de la conversación en un parque, inmediatamente nos remiten a otro de los grandes pintores del arte Rococó, Antoine Watteau, belga de nacimiento pero francés de adopción, ya que en el país galo realizó prácticamente toda su carrera artística, con obras por ejemplo como Fiesta en un parque.

Esta influencia francesa no es casual en Gainsborough, ya que se puede ver en otras muchas de sus obras como por ejemplo en su impactante retrato de Dama en Azul. Y es que Thomas Gainsborough comenzó a pulir su talento natural para la pintura de bien joven en el taller de un grabador francés. Concretamente en el taller de Gravelot de la academia de Saint Martin’s Lane.

Por otro lado, Gainsborough, además de por sus pinturas de ambientes tan rococó fue un excelente retratista, y nos ha dejado numerosos ejemplos como la ya citada Dama en Azul o una de sus grandes obras de madurez como el Retrato de Miss Haverfield. Y por supuesto, respecto a esta obra de Conversación en el parque siempre se ha especulado sobre quiénes son los personajes representados y retratados. Y concretamente se ha pensado que serían Thomas Sandby y su esposa, aunque también se ha llegado a decir que sería un autorretrato junto a su mujer. Si fuera así, para su datación habría que tener la referencia del año 1746, fecha de su matrimonio. Y casualmente en el año 1748, el artista pintó una obra muy parecida en la que en este caso no hay duda sobre los retratados ya que se titula Mr. and Mrs. Andrews.

Lo cierto es que el retrato al aire libre es algo muy habitual dentro de la pintura inglesa, en comparación con la escuela francesa, donde es mucho más habitual que este tipo de obras se ambienten en interiores. No obstante, hay que decir que aunque los ingleses hacían este tipo de retratos en paisajes, la verdad es que ese entorno natural en muchas ocasiones no era más que un mero convencionalismo. Sin embargo, en el caso de Gainsborough no es así, ya que él trataba el paisaje con mimo, y de hecho hay obras en las que es el verdadero protagonista del cuadro.

Categorías: Pintura