Arte

Inicio Pintura, Renacimiento El retrato de una noble dama como Lucrezia, Lorenzo Lotto

El retrato de una noble dama como Lucrezia, Lorenzo Lotto

Publicado por Laura Prieto Fernández

El retrato de una noble dama como Lucrezia, también conocido como Retrato de Lucrezia Valier, es obra del artista renacentista Lorenzo Lotto. Lorenzo Lotto (1480 – 1556) fue una de las figuras artísticas más destacadas de la escuela veneciana, desarrolló un buen número de obras y trabajó para varios clientes importantes, sin embargo su figura ha quedado eclipsada por el colorido y tratamiento lumínico de grandes artistas como Tintoretto, Veronés o el mismísimo Tiziano.

685px-Lorenzo_Lotto_046

De origen veneciano, no conocemos demasiados datos acerca de su formación y aunque parece lógico pensar en las influencias de artistas como Giorgione o Bellini, Lorenzo Lotto nunca trabajó en sus talleres. En los primeros años del siglo XVI abandonó Venecia para trasladarse a Treviso; allí encontró la protección del obispo Rossi y comenzó a recibir sus primeros encargos relevantes.

El artista trabajaría en distintas ciudades pero en su última época – la más prolífera- volvió a su Venecia natal donde fundó su propio taller y trabajó para las grandes figuras de la ciudad. El artista se dedicó principalmente a realizar cuadros de tema religioso y retratos.

En la obra Retrato de una noble dama como Lucrezia, nos encontramos ante un óleo sobre lienzo que representa un retrato con un trasfondo más complejo. El lienzo dataría en torno a 1533 y en la actualidad se exhibe en la National Gallery de Londres. En él observamos a una joven dama que mira al espectador mientras sostiene en una de sus manos un dibujo.

Se trata de Lucrezia, o al menos una representación alegórica de la misma. Parece ser que Lotto representó a una joven de su época como si la famosa Lucrezia se tratara. Lucrezia fue una joven de época romana que se suicidase clavándose un puñal después de que el hijo del monarca romano Sexto Tarquinio la violase. Así la figura de la joven dama romana se retomó en el Renacimiento como símbolo de virtud y pureza, una nueva y revisada versión de la Atenea clásica que también alude a la pureza. Posiblemente la dama aquí representada también se llame Lucrezia y la alusión a la Lucrezia romana sería una manera de enfatizar su virtud.

Pero el lienzo de Lorenzo Lotto también esconde una significación política: el suicidio de Lucrezia supuso el fin de la monarquía romana y el paso hacia la República. Una alusión muy conveniente en un momento en el que Venecia – e Italia en general- atravesaban numerosas vicisitudes políticas.

La dama aparece representada en tres cuartos con una exagerada pose antinatural que remite más bien a las formas manieristas que renacentistas. Aparece ataviada con un elegante vestido verde y naranja que combina con elegantes joyas. Está situada al lado de una mesa donde descansa un ramo de claveles, esto ha llevado a pensar que quizás la obra se trata de una pintura destinada a ser el regalo de bodas de alguna joven noble. Además podemos encontrar un pequeño papel en el que se ha escrito una cita de Tito Livio: Siguiendo el ejemplo de Lucrecia, que ninguna mujer sobreviva a su deshonra.

Categorías: Pintura, Renacimiento