Arte

Inicio Abstraccionismo, Pintura Esfera de color y círculo de Rodchenko

Esfera de color y círculo de Rodchenko

Publicado por A. Cerra

La fama adquirida como pintor por el artista ruso Alexander Rodchenko en las primeras décadas del pasado siglo XX se debe sobre todo a su carácter de imitador de otro pintor compatriota suyo, Kasimir Malevich y sus composiciones suprematistas.

Lo cierto es que su obra posee mayor calidad y personalidad en las esculturas que realizó y sobre todo en los modernos fotomontajes que en tan avanzadas fechas concebía y realizaba para la revista Lef, editada entre los años 1923 y 1930.

Esfera de color y círculo de Rodchencko

Es decir, Alexandre Rodchenko a lo largo de su vida (nacido en 1891 y muerto en 1956) fue pintor, escultor, fotógrafo, diseñador gráfico, escenógrafo e incluso arquitecto, o sea un artista total y multidisciplinar y muy inquieto. Consideraba que los artistas habían de ser personas que ante todo debían ser capaces de “construir” algo útil para la sociedad, y no pronunciar una rotunda frase en la que declaraba la muerte a la pintura de caballete.

En sus imágenes constructivistas se aprecia una gran nitidez y siempre se componen a partir de un eje dinámico basado en las diagonales, y las perspectivas en picado o contrapicado, y a partir de esos elementos construye sus formas geométricas.

No obstante, y pese a haber sido emparentado artísticamente con Kasimir Malevich, Rodchenko se enfrentó a él. Y oponía sus formas constructivistas al Suprematismo de Malevich, de hecho llegó a pintar en 1918 su cuadro Negro sobre negro, con el cual respondía a una de las más famosas obras de Malevich Blanco sobre blanco, el cual a su vez un tiempo atrás había realizado una obra titulada Destructor suprematista de la forma constructivista, cuyo título deja bien a las claras el enfrentamiento artístico que mantuvieron estas dos personalidades del arte vanguardista ruso.

Por ello tildar a Rodchenko de simple imitador de Malevich a veces puede parecer que es una prueba de desconocimiento de la historia del momento y de los egos personales de cada uno de esos artistas. Semejante rivalidad, lo que si que nos muestra como una manifestación más de la efervescencia cultural que hubo en Europa durante las vanguardias artísticas de las primeras décadas del siglo XX. Un momento para el arte en el que se diversificaron las corrientes pictóricas y artísticas en general, queriendo cada uno de los artífices que sus obras y teorías les convirtieran en el inventor de nuevos movimientos y estilos, a cada cual más novedoso y enfrentado con sus contemporáneos. Porque la verdad es que en cuanto se crearon las primeras obras abstractas y cubistas, se abrió un filón artístico hasta ese momento inimaginable, en el que por primera vez en la Historia del Arte, la figuración y la realidad ya no era lo importante, y pasó a cobrar un protagonismo inusitado la teorización sobre el arte, el color, las formas y la luz.

Categorías: Abstraccionismo, Pintura