Arte

Inicio Pintura, Vanguardias Artísticas del siglo XX Esto no es una pipa, Magritte

Esto no es una pipa, Magritte

Publicado por Laura Prieto Fernández

Esto no es una pipa o según su título original en francés Ceci n’est pas une pipe seguramente será la obra más conocida de toda la producción artística del pintor surrealista Rene Magritte y una de las imágenes más controvertidas y cuestionadas de la historia del arte en general. Incluso aquellos que no son entendidos ni apasionados del arte habrán visto en más de una ocasión este lienzo que pese a su simplicidad esconde un complicado razonamiento iconográfico y conceptual.

Esto-no-es-una-pipa

René François Ghislain Magritte (1898 – 1967) es uno de los artistas más destacados del surrealismo de la escuela belga. No son muchos los datos que conocemos acerca de su infancia y adolescencia pero parece ser que el artista hubo de enfrentarse a algunos hechos truculentos como el suicidio de su propia madre que condicionarían al artista durante toda su vida. En cuanto a su formación artística, sabemos que sus primeros estudios fueron cursados en Châtelet y poco después el artista ingresó en la Academia de Bellas Artes de Bruselas, de esta época sus obras siguen la línea de los maestros impresionistas. Se vio influido por las primeras vanguardias artísticas pero sin embargo será el lienzo de Chirico Canción de Amor el que lleve a Magritte a buscar un estilo mucho más personal e independiente.

Es en esta misma época, a finales de la década de los veinte, cuando el artista realiza los lienzos de la Traición de las imágenes una serie de obras entre las que destaca el lienzo que aquí nos ocupa. Esto no es una pipa se trata de un pequeño cuadro pintado en óleo sobre lienzo con formato horizontal y pequeñas dimensiones, el lienzo no llega a los noventa y cinco centímetros de anchura y los sesenta y tres de altura y su composición no puede ser más sencilla: sobre un fondo neutro el artista ha representado de manera muy realista una pipa de fumar y bajo ésta una inscripción que con sólo cinco palabras desmonta cualquier teoría artística tradicional, esto no es una pipa.
El artista expone con la sencilla inscripción el hecho de que efectivamente no nos encontramos ante una pipa sino como el propio Magritte explicó claramente es la representación de una pipa y no el objeto en sí. De esta manera Magritte se interpone entre la concepción tradicional del arte y la percepción del espectador otorgando a éste un nuevo punto de vista. En este contexto el propio artista afirmaba que pese a que las imágenes son incompletas muchas veces consiguen engañar a nuestros sentidos.

Por otro lado, el artista también profundiza sobre el hecho de que esta aclaración sea necesaria para transformar la concepción del lienzo de manera que sin ella el lienzo no sería en los ojos del espectador más que una sencilla pipa y no la representación del objeto.

La obra que en la actualidad se conserva en el County Museum of Art de los Ángeles, fue el primero en utilizar este recurso y sin embargo el artista volvía utilizarlo unos años después, en 1930 con el lienzo La llave de los sueños.

Categorías: Pintura, Vanguardias Artísticas del siglo XX