Arte

Inicio Barroco, Pintura La batalla de Fleurus de Carducho

La batalla de Fleurus de Carducho

Publicado por A. Cerra

Vicente Carducho (1576 -1638) y su hermano mayor Bartolomé (c. 1560 – 1608) fueron dos destacados pintores del Barroco español, si bien es cierto que ambos nacieron en Italia, y aunque a lo largo de su vida regresaron en alguna ocasión al país transalpino, la verdad es que desde niños se establecieron en España, y aquí dieron sus primeros pasos como artistas.

La batalla de Fleurus de Vicente Carducho

En caso de Vicente formándose con los más destacados maestros que trabajaban en el monasterio de San Lorenzo del Escorial. La verdad es que la influencia del arte escurialense es muy clara en sus comienzos, pero poco a poco va cobrando más personalidad propia hasta convertirse en pintor del rey y ser uno de los referentes de la llamada escuela madrileña de pintura.

Su carrera se fue completando con encargos de carácter religioso, entre los que destacan sus pinturas para la Cartuja de Santa María del Paular, y los trabajos hechos para la corte.

En este segundo ámbito tenemos que nombrar la pintura que aquí nos ocupa: La Batalla de Fleurus que hizo hacia el año 1634. Es un gran lienzo (297 x 374 cm) que se conserva en el Museo del Prado de Madrid, aunque originalmente estaba destinado a decorar los salones del Casón del Buen Retiro. Allí estaba previsto que hubiera hasta doce cuadros narrando grandes batallas de las tropas españolas, y una de ellas era esta de Fleurus.

Fleurus fue uno de los múltiples campos de batalla en los que se luchó durante la Guerra de los Treinta Años. Ese célebre combate había tenido lugar varios años antes, en concreto en 1622, y fue una victoria que lideró don Gonzalo de Córdoba. Y está claro que Carducho no había asistido a la batalla, por lo que se basó en relatos e incluso por la comedia Nueva victoria de don Gonzalo de Córdoba que había escrito Lope de Vega.

Y esta no fue la única pintura de batallas que hizo Carducho para el Casón del Buen Retiro. Hay otras dos que también se conservan en el Prado. Son el lienzo de Socorro de la plaza de Constanza y Expugnación de Rheinfelden.

Lo cierto es que pintó mucho a lo largo de su vida. Hay estudiosos que piensan que más de 500 cuadros, algunos de dimensiones más que considerables. Además de que realizó una importante labor como teórico, ya que escribió la obra Diálogos de la pintura e incluso en unas fechas tan tempranas llegó a proponer la creación de una academia de Bellas Artes, algo que todavía tardaría décadas en hacerse realidad.

Categorías: Barroco, Pintura