Arte

La cerca de Armando

Publicado por A. Cerra

Pese a lo que pueda parecer con solo leer su nombre, Armando no fue de ascendencia latina. En realidad fue el seudónimo de un pintor holandés, cuyo nombre real era Herman Dirk Van Dodeweerd.

Este artista nacido en el año 1929 en Ámsterdam, y que ha fallecido recientemente, en 2018, en la ciudad alemana de Potsdam, es uno de los artistas de los Países Bajos más cotizados y también más interesantes en las últimas décadas.

La cerca de Armando

Un creador visual muy influido por algunas de las corrientes abstractas más destacadas de la segunda mitad del siglo XX, especialmente por aquellas de carácter más expresionista. De hecho entre las diferentes influencias que configuraron su personalísimo estilo aparecen artistas como el francés Jean Dubuffet, autor de sus célebres Texturas. E igualmente hay que mencionar otras influencias como Jean Foutrier o los integrantes del Grupo CoBrA, representantes del arte de posguerra en Europa. Además de que Armando fue el fundador del Grupo de Informalistas Holandeses.

Si bien en realidad la mayor influencia en el arte de Armando fue su propia biografía y especialmente los años de la Segunda Guerra Mundial en los que vivió en la población de Amersfort siendo un adolescente.

Durante la 2º Guerra Mundial los Países Bajos, como otros muchos lugares del continente europeo fueron ocupados por el ejército nazi de Adolf Hitler. Y durante ese tiempo, los alemanes decidieron convertir en Holanda en un campo de transición en el que juntar a muchas personas que después serían deportadas hasta los campos de concentración. De esta manera, el joven vio con sus propios ojos toda la crueldad de los nazis y eso fue algo que le influyó en su visión del mundo y en su arte durante toda su vida. Una atmósfera opresiva que desde luego está claro en obras como esta que os mostramos. Porque aún no sabiendo nada de su biografía, sin duda la imagen, en su total simpleza de formas a base de empastes muy gruesos y colores tan sencillos como el blanco y negro, tiene una fuerza expresiva que nos transmite represión.

No obstante hay que decir que Armando no solo fue un pintor muy cotizado. Se trata de un artista total que también nos ha legado muchas esculturas, así como fue poeta. Además de hacer sus pinitos como actor, violinista, periodista o director de audiovisuales y cine. En definitiva, un artista muy completo, y lo cierto es que por momentos también muy complejo.

Categorías: Pintura, Vanguardias Artísticas del siglo XX