Arte

Inicio Impresionismo, Pintura Las mujeres en el jardín, Monet

Las mujeres en el jardín, Monet

Publicado por Laura Prieto Fernández

Las mujeres en el jardín es un óleo sobre lienzo del artista impresionista Claude Monet. La obra posee gran importancia ya que está considerada como una de las primeras pinturas que el artista realizó bajo la estética plenamente impresionista. Monet, que al inicio de su carrera pictórica estaba ligado a las tendencias clasicistas se desvinculó de la tradición para ser el mayor representante del movimiento impresionista surgido en Francia en el siglo XIX.

487px-Claude_Monet_024

Oscar – Claude Monet nació en París en 1840 y falleció en 1926 en la localidad de Giveny. Si bien en los inicios de su andadura pictórica logró exponer en el Salón de París con lienzos de estética realista, en la década de los sesenta el artista encontró la oposición de los academicistas al presentar obras impresionistas que se alejaban de la tendencia marcada por los círculos oficiales. Junto con otros jóvenes pintores como Degas o Renoir expuso en el Salón de los Rechazados que se celebró en la capital parisina en 1974.Desde aquel momento su pintura derivó hacia un camino más personal que le valió el respeto de jóvenes pintores y el apoyo del marchante Paul Durand – Ruel.
Las mujeres en el jardín fue una obra encargada por Bazille en 1866 y un año después el artista lo presentó en el Salón Oficial donde fue rechazado. El lienzo que mide más de dos metros y medio de alto y dos metros diez de ancho se encuentra en el Museo del Louvre.

El lienzo representa un grupo de mujeres que descansan plácidamente en el jardín del artista. Gracias al gran formato Monet pudo representar a las mujeres casi con tamaño natural; de entre ellas destaca Camille, mujer y musa del pintor, que galantemente disfruta junto a sus compañeras.

En realidad no podríamos hablar de auténticos retratos ya que los rostros de las mujeres se encuentran poco perfilados; y es que ellas no son las auténticas protagonistas del lienzo sino una mera excusa para que el artista pueda llevar a cabo una profunda experimentación lumínica. La pintura fuer realizada plain air, es decir al aire libre, como acostumbraban a hacer los impresionistas. Así las luces y las sombras que proporciona el brillante sol de verano son las verdaderas protagonistas de la pintura. La luz se filtra a través de las ramas de los árboles e incide en los rostros, cabellos, la piel y los vestidos blancos de las damas.

Aunque en el lienzo aún se aún se observan rasgos que vinculan la pintura de Monet a la escuela de Barbizon y el gusto academicista, el artista incorpora importantes novedades como la eliminación del color negro en las sombras que se consigue con tonalidades azuladas y malvas. Además la pincelada es rápida y corta dando movimiento y dinamismo a la composición.

A menudo se ha considerado la obra de Monet Impresión, sol naciente pintada en 1872 como la primera obra impresionista del autor pero Las mujeres del jardín posee mucho de los rasgos de la nueva estética en la que el pintor cosechará sus mejores éxitos.

Categorías: Impresionismo, Pintura