Arte

Inicio Neoclasicismo, Pintura Lienzos de Goya en El Oratorio de la Santa Cueva en Cádiz

Lienzos de Goya en El Oratorio de la Santa Cueva en Cádiz

Publicado por Laura Prieto Fernández

El Oratorio de la Santa Cueva en Cádiz es un pequeño templo de planta ovalada en el que podemos encontrar cinco grandes lienzos que decoran sus muros, tres de estos lienzos han sido realizados por uno de los artistas más importantes de la pintura española, Francisco de Goya y Lucientes. Las obras de Goya que se conservan en el Oratorio son quizás algunas de sus obras menos conocidas, pero ello no significa que pertenezcan a una segunda categoría ya que son lienzos de gran destreza, resueltos con gran armonía y que destacan por su preciosista colorido.
El Oratorio de la Santa Cueva de Cádiz fue construido en el siglo XVIII, en torno al año 1730 por encargo de la Cofradía de la Antigua Madre; la obra recayó sobre los arquitectos Torcuato Cayón y Tocuato Benjumeda y adía de hoy es uno de los templos más reconocidos dentro de la arquitectura religiosa de la escuela andaluza. Se trata de un pequeño de dos plantas en donde se contrapone la austeridad de la planta inferior con la grandiosidad y luminosidad de la primera planta.

CADIZ .LA SANTA CUEVA.PINTURAS DE GOYA.LA SANTA CENA

En el conjunto encontramos tres lienzos de Goya en cuya datación aún no consiguen los estudiosos ponerse de acuerdo; uno historiadores atribuyen estos lienzos a la primera estancia del pintor en Cádiz, en torno al invierno del año 1792 o 1973, sin embargo estudios más especializados parecen apuntar a que, según las características de los lienzos éstos debieron ser pintados algunos años después, en torno a 1796. Los tres lienzos de grandes proporciones representan tres episodios bíblicos extraídos del Nuevo Testamento: La Santa Cena, La Multiplicación de los panes y los peces y La parábola de los convidados a una boda.

Para la Santa Cena o Última Cena el artista ha elegido una innovadora composición ovalada teniendo en cuenta el lugar en el que sería colocado el lienzo. Los apóstoles se disponen en torno a una mesa elíptica cuyo centro es Jesucristo que gracias a la luz ha sido representado como un ser divino.

Por su parte el lienzo de la Multiplicación de los panes y los peces está basado en el Evangelio de San Marcos. Su composición es muy similar al conocido lienzo de Goya La Pradera de San Isidro. La escena se desarrolla en un espacio natural con varios grupos de personas; en el centro de la composición un grupo de personas entre las que destaca Jesucristo obrando el milagro mientras en el grupo de la derecha encontramos a los apóstoles y a la izquierda una multitud maravillada por el milagro.

El último de los lienzos realizados por Goya es La parábola de los invitados a la boda para él cual Goya se ha basado en el Evangelio de San Mateo; en el lienzo se narra como un invitado fue expulsado de la boda de un príncipe por no ir adecuadamente vestido, al igual que es necesario acudir preparado al reino de los cielos. De los tres lienzos este es el más cuidado y cuya composición es la más teatral de los tres.

Categorías: Neoclasicismo, Pintura