Arte

Inicio Neoclasicismo, Pintura Majas en el balcón, Goya

Majas en el balcón, Goya

Publicado por Laura Prieto Fernández

La Guerra de la Independencia contra Francia supuso para Goya un punto de inflexión. Por un lado, el artista vivió en sus propias carnes el horror del conflicto, la muerte, la violencia y la penuria asolaban cada rincón de España. En este contexto nos resulta fácil de imaginar cómo los encargos artísticos fueron en detrimento a medida que el conflicto avanzaba, sin embargo, la inestabilidad de la época hizo que el artista neoclásico pudiese dedicarse a pintar también otro tipo de lienzos, alejados de las imposiciones de los comitentes y mucho más personales. Al igual que ocurre con los grabados las obras en lienzo que Goya realiza en esta época se centran en temas de género a través de los cuales el artista puede criticar los vicios de la sociedad.

En esta ocasión analizamos un lienzo que se conoce como Majas en el balcón y que dataría de principios del siglo XIX, concretamente entre los años 1810 y 1812. La obra presenta un formato vertical y mide unos ciento setenta centímetros y alto y casi ciento veinte centímetros de anchura. En ella el artista ha representado a dos majas, es decir dos muchachas jóvenes ataviadas con el traje típico de la época, que aparecen asomándose al balcón para llamar la atención de los hombres. Tras ellas aparecen dos hombres embozados con una amplia musculatura.

The Goya painting Majas on a Balcony.

The Goya painting Majas on a Balcony.

Según los expertos se han planteados dos teorías acerca de la interpretación del lienzo por un lado algunos piensan el artista ha representado a dos jóvenes de alta posición social -ciertamente aparecen representadas con elegantes ropajes- que se asoman al balcón para contemplar el gentío mientras que son vigiladas por unos guardaespaldas en la zona inferior. Una segunda interpretación, en esta ocasión más acertada que la primera o así parece ser según la opinión de la mayoría de los críticos es que las dos jóvenes que Goya representa asomadas al balcón no son sino prostitutas que tratan de llamar la atención de sus clientes mientras que sus proxenetas las observan desde la retaguardia.

Sea como fuere lo cierto es que en el lienzo el artista ha logrado una espectacular representación de los materiales, sobre todo en los trajes que llevan las jóvenes. En la disposición podemos apreciar como artista ha utilizado una perspectiva en contrapicado de abajo hacia arriba, como si las estuviese contemplando desde debajo del balcón; en esta disposición se aprecia la influencia de los cartones para tapices que Goya pintaba para la Real Fábrica de Tapices de San Fernando.

Categorías: Neoclasicismo, Pintura