Arte

Inicio Pintura, Romanticismo Matrimonio concertado, Hogarth

Matrimonio concertado, Hogarth

Publicado por Laura Prieto Fernández

Bajo el título de “Matrimonio concertado” el artista inglés William Hogarth agrupó un conjunto de seis oleos sobre lienzo en los que hacia una fuerte crítica a algunas de las costumbres de la sociedad del siglo XVIII. Pese a su estilo amable sus obras tienen un profundo sentimiento crítico y supuso una gran innovación en la pintura de la época al utilizar el mismo hilo conductor -en este caso los matrimonios concertados tan comunes en su época- para realizar obras diferentes.

descarga

William Hogarth (1697 – 1764) cultivó por igual la pintura, el grabado y la ilustración; de hecho está considerado como uno de los precursores de las historietas. En sus obras se puede observar una transición desde la retratistica de estilo realista hasta los lienzos costumbristas de trasfondo satírico y estética cercana al rococó.

En 1744 el artista presenta una serie de seis lienzos bajo el título de Matrimonio Concertado o Matrimonio a la Moda donde representa los problemas de este tipo de enlaces. Los protagonistas son dos jóvenes: Lord Squanderfield y su esposa. El primero de los lienzos “Cuando Venus no reina, la indiferencia gobierna” representa la firma del contrato matrimonial. Los padres de los dos jóvenes firman el pacto, el padre del lord para adquirir fortuna y el burgués para asegurarse un título nobiliario.

En los siguientes lienzos se representan las peleas del joven matrimonio; él cura sus desalientos con otra joven mientras que ella disfruta de la “compañía” de varios amigos. En el V lienzo el joven lord descubre a su esposa junto con su amante y éste acaba con la vida del esposo clavándole una estaca en el pecho. En la última obra Hogarth nos presenta el desenlace de la fatídica historia; ella al ver muerto a su marido decide acabar con su vida. Así se cierra el ciclo que comenzó con la avaricia de los padres vendiendo a sus propios hijos, como si de un bien material se tratase, y se termina con la muerte de ambos. Las telas del artista inglés muestran el destino, irremediablemente trágico, de los matrimonios concertados y las costumbres de la sociedad inglesa.

matrimonio1

En este sentido, se puede relacionar la obra de William Hogarth con los grabados de los Caprichos de Goya en los que el artista neoclásico realiza una cruel sátira de las costumbres de la sociedad de su época e incluso en alguno de ellos trata la misma temática que el artista inglés.

En los lienzos de esta serie se puede apreciar una estética preciosista y teatral, muy sobrecargada y de gusto rococó, pero las obras también encierran una gran carga simbólica que merece el estudio detallado de cada tela. Así, podemos observar como en la segunda obra, titulada Cara a Cara, el artista ingles ha representado a la pareja ya en su hogar. Ella sonriente y tranquila se despereza después de haber pasado la noche con su amante. Él frustrado por su impotencia -que se hace patente por la espada rota a sus pies- acaba de volver del burdel.

Categorías: Pintura, Romanticismo