Arte

Inicio Pintura Miniaturas de Basawan

Miniaturas de Basawan

Publicado por A. Cerra

En las dos miniaturas que aportamos en este post podemos descubrir las característica del arte de Basawan, el gran pintor del reinado de Akbar I (1556 – 1605). De hecho, este personaje del que no se tiene demasiados datos se convirtió en el gran cronista gráfico del emperador mogol. Y eso que él posiblemente naciera en Uttar Pradesh, una región de la India, y perteneciera a una familia sin vínculos con aquella dinastía persa.

Miniatura de Basawan

Sin embargo, su capacidad artística le hizo triunfar en la segunda mitad del siglo XVI y además su estirpe artística la continuó su hijo Manohar a finales de ese siglo y comienzos del siguiente.

De todo el corpus de obras que se atribuyen a Basawan, sin duda es la Akbar Nama (la biografía del emperador Akbar) la más interesante y famosa. Y lo es porque en ese relato que tiene datos históricos, pero también mucha alabanza e incluso fantasía, se dan las condiciones perfectas para que él desarrollara toda su capacidad artística y explotara todas sus cualidades para el relato ilustrado.

Por ejemplo si nos fijamos en la primera miniatura, nos está contando una batalla en el entorno de Thanesar. Una escena que hay que leer interpretar de arriba hacia abajo. Primero vemos el tranquilo paisaje de esa zona, para luego otorgarle todo el protagonismo a la figura de emperador Akbar, quien va seguido de su corte, incluyendo sus elefantes. En esta primera parte de la obra todo es boato y elegancia. Mientras que en a mitad de abajo, todo es acción y dramatismo, sin que falten numerosos detalles sangrientos.

Esa capacidad para el detalle es sorprendente en estas miniaturas y es algo que también podemos ver en la segunda lámina. Ahí nos cuenta como Akbar I cabalgando en uno de sus elefantes, de nombre Hawai, intenta capturar otro elefante tremendamente fiero que amenaza con el caos en la ciudad de Agra. De hecho el trote de esos animales va sembrando el caos por el puente que cruza el río y todo el entorno.

Aventuras de Akbar

El dinamismo y los detalles realistas están asegurados, y todo ello se representa con esas típicas perspectivas del arte persa. Y gracias a eso descubrimos una de las grandes capacidades de Basawan, y es su habilidad para la representación espacial. Sin duda eso, y la viveza de su colorido son las notas diferenciales de sus creaciones, y lo que luego quisieron emular otros muchos miniaturista del imperio mogol, e incluso de otras culturas asiáticas.

Es cierto que conoció obras de artistas occidentales, e intentó adaptar algunas ideas de perspectivas a sus trabajos. Pero desde luego que Basawan fue un creador puramente asiático, y lo que pudo aprender viendo miniaturas e ilustraciones que llevaban los misioneros cristianos y jesuitas que viajaban hasta Asia, únicamente lo adaptó a las representaciones tradicionales de su cultura.

Categorías: Pintura