Arte

Inicio Pintura, Vanguardias Artísticas del siglo XX Mujeres de la vida de Solana

Mujeres de la vida de Solana

Publicado por A. Cerra

Este lienzo pintado al óleo por el pintor español José Gutiérrez Solana (1886 – 1945) nos presenta un tema muy habitual en la producción de este artista: la prostitución.

Aquí estamos ante un cuadro que realizó entre los años 1915 y 1917, y que en la actualidad se expone en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Y la obra nos muestra un grupo de Mujeres de la vida, como se llamaba eufemísticamente a las prostitutas. En general, en todas las obras que dedicó a esta temática nos presenta los estereotipos más extendidos de putas, proxenetas y burdeles, algo que encaja a la perfección con la tradición de la España Negra, que emparenta el arte de Solana con Goya y con la literatura de la Generación del 98.

Mujeres de la vida de Gutiérrez Solana

Mujeres de la vida de Gutiérrez Solana

No obstante, estos serían los referentes hispanos de la obra de Solana, pero también es un artista conocedor de los movimientos europeos, sobre todo los relacionados con el Expresionismo, ya que sería un artista que se podría adscribir a esa corriente. Y si bien, Solana no viajó excesivamente, por no decir que se movió bastante poco, la verdad es que su pintura se podría emparentar con estilo alemán de la Nueva Objetividad que representaba a principios de siglo XX el artista Otto Dix, autor de obras como el Tríptico de la Guerra.

Pero volviendo a Solana. Vemos una obra en la que coloca para nosotros las figuras en primer plano ante nuestros ojos, y cada una de ellas prácticamente de manera individual, sin relacionarse con el resto. Nos saca la escena de burdel a la calle, siempre estando las mujeres bajo la atenta mirada de la madame que las vigila de reojo. Y todo ello lo ambienta en una calle de unos suburbios, aportando toda la sordidez que haga falta.

Es una pintura muy expresionista, pero se logra a partir de un naturalismo evidente, pasado por el tamiz de un cromatismo muy opaco, donde se potencian mucho las sombras y se apagan enormemente las zonas de luz.

Solana, en esta obra o en otras suyas como el famoso grupo de El Café Pombo, nos muestra la realidad tal cual es, por muy fea, cutre o sórdida que sea. Lo cual le aleja y le distingue de otros artistas contemporáneos y españoles como Ignacio Zuloaga, que siempre tiene un toque de edulcoración en sus imágenes, o las pinturas de Isidre Nonell donde podría decirse que predomina un dramatismo excesivo.

Categorías: Pintura, Vanguardias Artísticas del siglo XX