Arte

Inicio Pintura, Vanguardias Artísticas del siglo XX Pelea en la galería de Boccioni

Pelea en la galería de Boccioni

Publicado por A. Cerra

Esta obra es una de la primeras materializaciones de lo que iba a ser la corriente artística del Futurismo. Un cuadro que hizo en 1910 el artista italiano Umberto Boccioni (1882 – 1916) y se conserva en la actualidad en la Pinacoteca de Brera de Milán.

Pelea en la galería de Boccioni

Tan solo unos meses antes, Boccioni había publicado junto a un grupo de artistas italianos (Giacomo Balla, Gino Severini, Carlo Carrá, Luigi Russolo o el poeta Marinetti) el conocido Manifiesto Futurista. Una corriente de vanguardia que planteaba un culto estético a la sociedad moderna e industrial, y sobre todo a uno de sus rasgos distintos, el movimiento a alta velocidad.

Esto es lo que plasma en esta tela o en otras muchas emblemáticas del autor, como por ejemplo La ciudad se levanta.

En esta ocasión, el pintor nos presenta una trifulca ambientada en uno de los rincones más carismáticos de la ciudad de Milán. Ni más ni menos que en la Galería Vittorio Emanuele II. Pero lo importante no es el escenario urbano elegido, sino la pelea con todos los movimientos y consecuencias que genera. Es decir, una escena muy tumultuosa y dinámica, basada en los colores y las diagonales de la composición.

Esas diagonales salen del cuadro y al mismo tiempo convergen en el centro, donde se encuentran dos mujeres que son el comienzo de la pelea. Una de azul y otra de verde. A partir de la lucha de ambas, se genera el caos entre los viandantes. Unos quieren ver qué ocurre y otros desean salir de allí.

Técnicamente, el pintor de alguna forma es heredero del puntillismo, algo que se manifiesta sobre todo en los efectos de luz que generan las lámparas que supuestamente iluminan el pasaje de la galería. Una iluminación sabiamente combinada con el efecto que hace el enorme ventanal del café frente al que la muchedumbre se está peleando. Son luces intensas, lo cual junto a la fuerza de los colores de los trajes transmite violencia, una de las ideas claves en este movimiento artístico. Ya que pregonan que todo en la ciudad y en la sociedad moderna se halla en un permanente y brusco estado de cambio.

Algo que se transmite a la tela de manera que nos parece que las personas aparecen, se mueven y desaparecen, y aunque los espectadores no las distingamos, sabemos que se están moviendo frenéticos por ahí.

Por otra parte, los artistas futuristas colocan al ser humano en un mismo plano que ciertos objetos de la época. Son capaces de darle la misma importancia a la figura de un hombre o de una mujer que a la representación de una lámpara.

Categorías: Pintura, Vanguardias Artísticas del siglo XX