Arte

Inicio Gótica, Pintura Retablo del Condestable de Jaume Huguet

Retablo del Condestable de Jaume Huguet

Publicado por A. Cerra

Este enorme retablo (673 x 368 cm) es una de las más grandes obras de la pintura gótica catalana. Una creación de pintura al temple sobre tabla realizada por el artista Jaume Huguet entre los años 1464 y 1465 y que se conserva en el interior de la Capilla de Santa Ágata de Barcelona.

El nombre de la obra es Retablo del Condestable, en honor a su encargante (el condestable Pedro de Portugal), o bien Retablo de la Epifanía por la temática representada en las diferentes tablas del conjunto.

Retablo del Condestable de Jaume Huguet

La obra es una muestra de cómo fue evolucionando el arte de Huguet con el paso del tiempo, ya que comenzó realizando cuadros religiosos siguiendo las formas más delicadas de la corriente del Gótico Internacional, pero poco a poco fue conociendo la pintura flamenca, lo que le hizo que se centrara mucho más en los detalles o en su gusto por incorporar los paisajes en las escenas. Y a esta última fase de su evolución pertenece este gran retablo, el cual se conserva en el mismo lugar de su emplazamiento original.

Lo cierto es que Huguet desde mediados del siglo XV y hasta su muerte en 1492 tuvo un taller en Barcelona que prácticamente monopolizó los encargos de retablos en la ciudad. Si bien, no toda su obra ha llegado hasta nuestros días. No obstante, sin salir de Barcelona, en el Museo Nacional de Cataluña se pueden ver hasta 15 obras pintadas por Jaume Huguet.

Es curioso ver como sabe combinar la tradición del Gótico Internacional, que se manifiesta en las grandes superficies de tono dorado que bañan cada escena, con las formas propias de la influencia de la pintura flamenca. A ello se debe por ejemplo la suavidad de los rostros de los personajes. Unos personajes que por cierto, con el paso de los años cada vez están más inspirados en sus conciudadanos y en la cotidianeidad, lo cual siempre le da realismo a sus obras.

Ya hemos dicho que el retablo también se conoce como La Epifanía, algo que se debe a que su tabla central es precisamente la escena de la Adoración d elos Reyes Magos en el pesebre de Nazaret. Sin embargo, visto el conjunto de tablas, tal vez el retablo sería más adecuado denominarlo como los Gozos de Santa María, ya que las escenas representadas con la Anunciación, el Nacimiento, la Resurrección, la Ascensión, el Pentecostés, la Dormición de María y la Asunción de María. A todo lo cual hay que sumarle la imagen de un Calvario en la parte superior, algo que es habitual en otros retablos de Huguet. Mientras que en la parte inferior está la pradela con la imagen de cuatro santos (San Sebastián, San Cristóbal, San Jorge y San Benito de Nursia) y en formato más vertical están las puertas del retablo donde están representadas dos santas: Catalina de Alejandría e Isabel de Portugal.

Categorías: Gótica, Pintura