Arte

Inicio Gótica, Pintura Tríptico Portinari, Hugo Van der Goes

Tríptico Portinari, Hugo Van der Goes

Publicado por Laura Prieto Fernández

El tríptico Portinari es una de las obras más destacadas del artista flamenco Hugo Van der Goes, en ella se conjuga a la perfección las dos grandes tendencias de la pintura flamenca: el detallismo y realismo de las tablas de Jan Van Eyck y el dramatismo de Roger Van der Weyden. En la actualidad el tríptico se exhibe en la Galería de los Ufizzi de Florencia.

Hugo_van_der_Goes_004

Se trata de un gran tríptico – el conjunto mide más de cinco metros de alto y unos cuatro metros de anchura- que a menudo se ha confundido con otra tabla del artista que también versa sobre la misma temática.

Hugo Van der Goes (1440 – 1482) es una de las grandes figuras de la estética flamenca a lo largo del siglo XV. En realidad, no son muchos los datos que conocemos sobre la vida del autor, parece ser que nació en Gantes y a finales de la década de los sesenta ya pertenecía al gremio de artistas. A lo largo de su vida contó con numerosos e importantes encargos tanto de las clases altas de la sociedad como del propio ayuntamiento de Brujas para el que trabajó diseñando las decoraciones de las fiestas de la ciudad.Durante algún tiempo el artista se recluyó en un monasterio con la intención de recuperarse de una profunda depresión; su pintura en esta época muestra el dramatismo de su vida personal de manera que los rostros de sus personajes son mucho más crispados y dramáticos. En 1480 el artista trató de suicidarse y tan solo dos años después perdió la vida.

El tríptico Porterini fue encargado por Tomaso Portinari, un delegado de la familia Médicis en Brujas para la iglesia situada en el Hospital de Santa Maria Nuova de Florencia. La tabla central representa la Adoración al Niño según los escritos de Santa Brígida de Suecia que combina tres adoraciones distintas: la de la Virgen a su Hijo recién nacido, la adoración de los pastores y la adoración de los Magos.

La Virgen María es el centro de la composición, aparece ataviada con una larga túnica azul oscuro y reclinando la cabeza con ternura hacia su hijo, un Niño pequeño desnudo que aparece tumbado sobre un lecho de paja. Rodeando la figura de la Virgen aparecen los pastores cuyas ropas ponen de manifiesto su condición humilde; los rostros son poco realistas, su actitud demasiado crispada es el eco del dramatismo que Van der Goes reflejará aún más fielmente en su última época.

Las tablas laterales del Retablo Portinari se han reservado para los comitentes de la composición: la tabla de la izquierda aparecen San Antonio y Santo Tomás acompañando al padre de la familia Portinari junto con sus dos hijos, Pigello y Antonio. El tablón de la derecha se ha reservado para la esposa de Portinari junto con sus dos hijas acompañadas por María Magdalena y Santa Margarita.

Cuando las tablas se encuentran cerradas encontramos la escena de la Anunciación protagonizada por María y el arcángel San Gabriel que como era tradicional se ha realizado en grisalla.

Categorías: Gótica, Pintura

No hay comentarios para “Tríptico Portinari, Hugo Van der Goes”