Arte

Inicio Gótica, Pintura Un Papa y San Matías de Masolino

Un Papa y San Matías de Masolino

Publicado por A. Cerra

A Masolino de Panicale se le conoce casi exclusivamente por haber trabajado con Masaccio y haber participado en obras tan importantes como la célebre Capilla Brancacci. Pero para ser justos hay que decir que este fue un pintor de categoría más que destacable.

Un Papa y San Matías de Masolino

Su nombre completo fue Tomasso di Cristofano Fini da Panicale, si bien ha pasado a los libros de Historia del Arte como Masolino (h. 1383 – h. 1436). Además de trabajar con Masaccio, posiblemente su momento álgido lo alcanzó entre los años 1425 y 1427 cuando fue contratado por la corte de Hungría.

Y es que se trata de un artista que supo darle un porte muy elegante a sus figuras, algo que muchos historiadores relacionan con las colaboraciones que pudo hacer con el escultor Lorenzo Ghiberti a inicios del siglo XV. Así como también se le relaciona con el pintor Lorenzo Monaco.

Esta pintura sobre tabla formaba parte de un tríptico para un retablo de la iglesia de Santa María la Mayor, y en la actualidad algunas de las tablas que constituían todo el conjunto se han perdido, mientras que otras se hayan repartidos por diferentes museos del mundo, desde Philadelphia hasta Nápoles o Londres, donde se expone en concreto esta que representa a un Papa, posiblemente San Gregorio Magno, y a San Matías.

En cuanto al santo, la verdad es que no son muchas las pinturas que se han hecho sobre él. Pero es que en esta iglesia se conservan valiosas reliquias de San Matías. Un personaje que podemos identificar fácilmente porque porta un hacha manchada de sangre, que es el símbolo del martirio que sufrió, ya que de un hachazo se le partió la cabeza en dos. Y de alguna forma aquí ese hacha también divide en dos el cuadro. Eso además de las distintas vestiduras de ambos personajes.

La obra en realidad está en bastante mal estado de conservación. Se han ido perdiendo el brillo de ciertos elementos como el pan de plata o se han oscurecido con la mugre muchas veladuras de color. Aún así se puede estudiar y ver que Masolino fue un auténtico avanzado a su tiempo en cuanto al tratamiento del color, incluso más que Masaccio, pese a su mayor fama y prestigio. Por ejemplo, Masolino hace aquí unas peculiares combinaciones entre pintura el temple y al óleo, e incluso en ciertas partes solo usa óleo, algo bastante avanzado en la época. Además de que sus mezclas son realmente novedosas y atrevidas. Lo cual por otro lado se contrapone a un modelado y una composición de carácter mucho más estereotipado y arcaico.

Categorías: Gótica, Pintura