Arte

Inicio Arquitectura, Barroca Galería Spada de Borromini

Galería Spada de Borromini

Publicado por A. Cerra

Galería Spada de Borromini

Francesco Borromini es sin duda alguna uno de los más grandes arquitectos del Barroco. Un auténtico innovador que se tomaba cada obra como un reto que debía superar, aportando siempre creaciones diferentes. Algo que podemos descubrir en algunas de sus obras más emblemáticas como la iglesia de San Carlino o el conjunto de San Ivo de la Sapienza.

Pues bien, aquí traemos otra muestra estupenda de ese espíritu de novedad y sorpresa que siempre aplicaba Borromini a sus creaciones. Nos referimos a la Galería Spada, un palacio romano que adquirió el cardenal Bernardino Spada y que mandó restaurar con la intervención de nuestro arquitecto. Y fue entonces cuando hizo una de sus obras más llamativas. Una galería con la perspectiva forzada, hasta tal punto que vista desde fuera nos engaña por completo respecto a sus dimensiones.

En la actualidad todo el Palacio Spada alberga una importante colección de arte del barroco, con interesantes pintores, pero ninguna obra supera el interés de este pasaje construido por Borromini.

Al verlo nos puede parece que alcanza más de 35 metros, y sin embargo en la realidad solo tiene 9. Es como si el arquitecto hubiera trasladado a su arte los célebres trampantojos de la pintura barroca que hacían en las cúpulas artistas como Lanfranco. Pero él utiliza el concepto de la perspectiva para llevarlo a la arquitectura.

Crea una degradación en altura de la columnata, y también va bajando de forma paulatina la altura de bóveda de cañón con casetones. Al mismo tiempo va subiendo el mosaico que forma cuadrados en el pavimento. Y por supuesto, hace un estrechamiento en la anchura de la galería.

Para hacernos una idea, calculemos que la estatua que se ve al fondo del pasaje tiene tan solo 60 centímetros de alto, cuando en realidad nos parece de tamaño natural.

Es tan simple como el principio de la disminución en perspectiva. Una obra en la que Borromini contó con la ayuda de un matemático, con lo que concibieron esa especie de divertimento. Pero la verdad es que el resultado es sorprendente y hoy en día sigue causando estupor a todo aquel que lo contempla.

Galería Spada

Categorías: Arquitectura, Barroca