Arte

Inicio Arquitectura Iglesias de Lalibela

Iglesias de Lalibela

Publicado por A. Cerra

Ya en otras ocasiones os hemos hablado de obras arquitectónicas excavadas en la roca natural. Y en esta línea el máximo exponente del mundo sería la antigua ciudad nabatea de Petra, en la actual Jordania. Hoy os queremos hablar de otro ejemplo magnífico de construcciones rupestres excavadas. En este caso las iglesias de Lalibela, en Etiopía, unas increíbles obras talladas a escala monumental en roca basáltica.

Iglesia de Lalibela

Es una obra impresionante compuesta por diversos templos, de los cuales solo 4 son exentos. El resto están todos excavados y unidos entre sí mediante túneles y pasadizos. Y todo con el objetivo de hacer una representación simbólica de Tierra Santa, de hecho, se pueden distinguir dos zonas bien distintas separadas por un canal que viene a representar el río Jordán que riega Oriente Próximo.

¿Cuándo se construyó todo esto? No se sabe a ciencia cierta, pero se especula con fue en el siglo XIII, después de que el rey Lalibela visitará Jerusalén. Sería entonces cuando se inició el conjunto con la construcción de la iglesia llamada Casa de María o Biet Mariam. Luego llegarían el resto, la Casa de la Cruz, la del Gólgota, la Casa de Gabriel y Rafael, la del Santo Pan, y otras, incluida la más grande todas ellas: la Biet Medhani Alem, que podemos traducir como la Casa del Salvador del Mundo. Un templo que era el mayor de todos y cuyas formas se inspiraron en la Catedral de Santa María de Sion.

No obstante, no todos los investigadores comparten esa datación, y los hay que piensan que son anteriores y que su construcción se dilató durante varios siglos. E incluso hay otras teorías que hablan de milagros y que la construcción fue cosa de ángeles.

Lo único cierto es que estamos hablando de 11 construcciones o excavaciones, totalmente monolíticas. Y con el añadido de no destacar en el paisaje, ya que están hundidas en el terreno hasta 50 metros. Una obra única y diferente a cualquier otra, y que ha sido un lugar de peregrinación desde tiempos inmemoriales. De hecho no hay que olvidar que Etiopía está considerado el país cristiano más antiguo del mundo, ya que se supone que esa religión es oficial aquí desde comienzos del siglo IV.

Hoy en día el conjunto es parcialmente visitable y hay algunos templos que se conservan mejor que otros. Por ejemplo, la imagen más emblemática es el de la Casa de San Jorge o Biet Giyorgis, con su espectacular planta en forma de cruz griega. Mientras que hay otros templos como la Casa del Salvador del Mundo que ha tenido que ser protegido por una gran plancha metálica para que intentar aplacar el lento pero constante proceso de erosión del terreno. Al fin y al cabo nos referimos como decíamos al principio a unas obras excavadas por el hombre en la roca natural, y que por lo tanto pueden sufrir los procesos lógicos de la naturaleza.

Categorías: Arquitectura