Arte

Inicio Arquitectura Palacio de Maricel

Palacio de Maricel

Publicado por A. Cerra

Esta construcción emblemática de la población catalana de Sitges en realidad son dos palacios en uno. El Palau Maricel de Terra a la izquierda y el Palau Maricel de Mar, a la derecha, y ambos están unidos por un paso elevado sobre la estrecha calle que los separa.

Ambas construcciones junto con la vecina iglesia de Sant Bartomeu y Santa Tecla, y el espacio urbano del Racó de la Calma, son lo más emblemático del núcleo histórico de Sitges, que literalmente se eleva sobre las aguas del Mediterráneo.

Palacio de Maricel de Sitges

Palacio de Maricel de Sitges

En el solar que ocupan el conjunto de edificios de Maricel, antaño hubo un antiguo hospital y viejas casas de pescadores, pero con la llegada a principios del siglo XX a esta población barcelonesa del norteamericano Charles Deering, millonario y filántropo, compró esas vetustas construcciones y las mandó derruir para construir este palacio.

Por aquel entonces Sitges era un refugio de artistas modernistas como Santiago Rusiñol o Miquel Utrillo. Precisamente a este último le encargó el proyecto del palacio, ya que se quería instalar ahí, pues en Sitges había encontrado un paraíso para aplacar sus problemas de salud.

Utrillo para inspirarse a la hora de diseñar un palacio de aires medievales en pleno siglo XX, se recorrió infinidad de localidades catalanas históricas y también muchos museos, para finalmente dar esa apariencia añeja que tiene el conjunto arquitectónico.

Aunque el proyecto general fue obra de Miquel Utrillo, en la construcción intervinieron muchos otros artistas de la época, como el escultor Pere Jou a quién se deben la gran mayoría de capiteles y relieves que se pueden contemplar. Y también de alguna forma intervino el propio pintor Santiago Rusiñol, quién además adquirió la vivienda colindante al Palau y que en la actualidad es el Cau Ferrat, un museo dedicado a su vida, colecciones y obra, donde se pueden ver algunas de sus creaciones como el retrato a su hija María Rusiñol en Cau Ferrat.

En definitiva, el Palau Maricel es un conjunto arquitectónico que además de haberse convertido en uno de los principales monumentos de Sitges, reconvertido en la actualidad en Centro de Congresos y Encuentros, también es un magnífico exponente de como la arquitectura de los primeros años de la pasada centuria pasó por una fase de carácter historicista que se inspiraba en modelos del pasado. Algo que aquí se aprecia tanto en su exterior como en sus hermosas estancias internas, donde se halla el Salón de Oro, la Sala de la Capilla, el Salón Azul o el Salón de Vaixells.

Categorías: Arquitectura